martes, 18 de agosto de 2009

M33 - Galaxia en Triangulum

El 12 de agosto del año pasado culminé con éxito la observación de uno de los objetos que se me resistía hiciera lo que hiciera para observarlo. Esa noche me desperté a las 4,00 h.(hora local) por culpa del calor. En vista que no había manera de volver a pillar el sueño, decidí subir a la terraza a refrescarme y pude comprobar que estaba despejado (cuando me había acostado estaba completament nublado).

Así que me vestí, cogí la cámara de fotos y los prismáticos SkyMaster 15x70 y me tumbé tranquilamente a tomar el fresco y de paso ver si cazaba alguna lágrima de San Lorenzo. Al final pude ver 5 en una hora y media que estuve observando. Una de ellas me cruzó espectacularmente por el campo de los 15x70 mientras estaba observando M33 proporcionándome una de las imágenes más bonitas que he podido contemplar a través de mis prismáticos. Curiosidades de la vida, ya que con la cámara no he sido capaz todavía de fotografiar ni una.

Pero no avancemos acontecimientos y vamos a mi particular historia de amor/odio con M33. Desde que me compré el telescopio, por el 2003 y leí que esta galaxia era la segunda en extensión aparente que podemos observar desde nuestro hemisferio, la primera es M31, me propuse echarle un vistazo, pero todos mis intentos se contaron por fracasos.

Llegó un punto en que llegué a pensar que era una broma que se hacía a los novatos (lo mismo me ocurre con M101). Y más cuando me compré el libro de Gary Seronik “Binocular Highlights” donde se incluía a M33 como un objeto perfectamente asequible e incluso recomendable para prismáticos.

Pero después de esta noche del 12 de agosto de 2008, mucho me temo que mi incapacidad de ver M33 era fruto de mi propia inexperiencia de principiante, y más tarde del hecho de intentar observarla desde lugares con cierta contaminación lumínica o con luz de Luna.

Hacia las 4,30, viendo que no había demasiada actividad de perseidas, pensé: ¿Qué no probaré de localizar M33?”. Y así lo hice. Había un poco de humedad, el seeing era de 3/5, no había Luna y observaba desde un lugar realmente oscuro. Localicé fácilmente M31, de allí pasé a Mu Andromedae y de allí a Mirach (Beta Andromedae). Entonces, recorriendo en la misma dirección tendiendo ligeramente hacia mi izquierda, la misma distancia que hay de Mirach a M31... me topé con una impresionante ¡¡¡M33!!!

Vi una machita blancuzca, extensa, no demasiado brillante, pero de un brillo homogéneo, cosa que me hizo pensar que estaba viendo lo que sería básicamente el núcleo de la galaxia. Su forma era bastante irregular, pero diría que veia el inicio de los dos brazos espirales de los extremos. Siempre hablando de la zona central de la galaxia, que es la más brillante.

--------------------------------

La noche del 13 de agosto de 2008, animado por el éxito de la noche anterior, repetí la operación, pero esta vez con el telescopio. Y aquí está el dibujo:


De todas maneras, aunque estaba contento de haberla cazado con el telescopio, me llamó la atención el tener la sensación haberla visto mejor con los prismáticos 15x70 que con el SC 127mm.

Es posible que afectara el viento que hacía (el seeing era de 2/5)... y que al final se acabara nublando.

En definitiva, una historia con final feliz. M33 se puede ver tanto con prismáticos como con el telescopio, el tema fundamental es tener cielos oscuros y sin Luna.

2 comentarios:

  1. Hola Almach,
    Soy un gran seguidor de tu blog. Es un trabajo impresionante.
    Dispongo de un pequeño 114/900 que hasta el momento había sido suficiente para observar algunos objetos OP, pero M33 ha sido mi límite.
    Hace poco aproveché que no había Luna para echarle un vistazo y fui imposible. Llegué a acotar perfectamente la zona porqque las estrellas que lo rodean encajaban. Pero ni rastro de él. Es demasiado débil para mi. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo por el comentario,

      Hay objetos que se convierten en "malditos" :) noches y noches detrás de ellos sin tener la suerte de cazarlos. Yo he tenido, y tengo, unos cuantos de estos. Al que le tengo ahora una especial manía es a la galaxia de Barnard:

      http://es.wikipedia.org/wiki/Galaxia_de_Barnard

      Me ocurre lo mismo que a ti con M33, es tan extensa y difusa que no hay manera ni tan siquiera de percibirla.

      Sin embargo, M33, al final llegué a verla hasta con mis prismáticos 15x70, así que no desesperes. A la que pilles una buena noche, oscura y con buena transparencia, seguro que la cazas.

      Para ayudarte a ello, tal vez ya lo sabes, pero por si puede serle útil a alguien: adapta lo mejor posible la vista a la oscuridad, utiliza la visión lateral (mira de reojo), no pongas demasiados aumentos y cuando tengas localizada la zona donde debería estar, si aún así no la percibes, mueve un poco el tubo. A veces, nuestra vista reacciona mejor con un pequeño movimiento.

      Espero que lo consigas, porqué con lo que cuesta, una vez la ves, la experiencia resulta inolvidable :)

      Saludos.

      Óscar

      Eliminar