miércoles, 2 de diciembre de 2009

NGC1981 - Cúmulo abierto en la Espada de Orión

M42 es una de las grandes maravillas del cielo, tan llamativa que suele “eclipsar” a otros objetos interesantes que se encuentran por la zona y que pasan desapercibidos por el sólo hecho de compartir cielo con la nebulosa difusa más espectacular que podamos observar en el Hemisferio Norte.

NGC 1981 es un buen (o triste) ejemplo de ello.

Visitar esta zona, conocida como la Espada de Orión, con prismáticos debería ser una de las primeras experiencias que tuviera cualquiera que quiera introducirse en el mundo de la observación astronómica y que sólo disponga de unos binoculares.

La noche del 26 de enero de 2008 la Luna brillaba en un 80% de su superficie e impedía la observación de objetos difusos o poco brillantes, así que, con este handicap, decidí centrarme en el cúmulo abierto NGC1981 y probar de dibujarlo lo mejor que pude:


Si podemos abstraernos de las maravillas que lo rodean... NGC1981, situado a unos 1.500 años luz de distancia, se presenta como un cúmulo abierto realmente espectacular.

A pesar de la luz de Luna, conté más de una docena de estrellas, todas de un color azul metálico precioso, que constituían una característica forma de M.

En la parte inferior del dibujo se “colaron” 42 y 45 Orionis, dos estrellas de un marcado color blanco que no pertenecen a este cúmulo, sino a NGC1977, una nebulosa de emisión y reflexión, que en esa ocasión, no pude distinguir.

Estuve un buen rato disfrutando del espectáculo y quedé bastante contento con el dibujo, a pesar de escapárseme un regalo añadido en los límites exteriores de la “M”: la estrella doble STF750, formada por una componente de magnitud 6,4, blancuzca, acompañada a una distancia de 4,2” por otra de magnitud 8,4 de color rojizo... un buen pretexto para volver a visitar NGC1981 en la próxima ocasión que decida volver a echar una mirada al gran cazador de las noches de invierno...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada