lunes, 14 de junio de 2010

M63 - La galaxia del Girasol en Canes Venatici

Señoras y Señores, tengo el gusto de presentarles... ¡la Galaxia del Girasol!

La mayoría de las veces, cuando veo los sobrenombres que les ponen a las galaxias, y después las observo a través de mi pequeño telescopio de 127mm de abertura, no puedo evitar esbozar una pequeña sonrisa.

M63, la Galaxia del Girasol (Sunflower, en inglés) la podemos localizar en la constelación de Canes Venatici, y se encuentra a unos 23,5 millones de años luz de distancia.

La noche del 11 de junio de 2010 puedo afirmar que lo que vi distaba mucho de evocarme un girasol, sin embargo, no por ello dejó de tener su atractivo:

Estoy convencido que desde un lugar más oscuro, con menos contaminación lumínica, podría disfrutar mucho más de esta galaxia, pero teniendo en cuenta las limitaciones de mi lugar de observación habitual, haberla visto tal como la he visto esta noche, es todo un éxito.

Comienzo localizando la zona donde debería encontrarse M63. En este sentido, la estrella TYC-3024-814-1, de magnitud 9,3, es una buena referencia, ya que se encuentra al lado mismo de la galaxia.

Pues bien, con 69x dirijo mi ojo a esa zona... y no veo nada, tan sólo unas pocas estrellas brillantes que entran en el campo del ocular. Decido encender la linterna roja y dibujarlas.

Una vez plasmado el escenario sobre papel, vuelvo a apagar la linterna, resoplo un poco y vuelvo a la carga.

Pego mi ojo al ocular haciendo pantalla con mis manos para evitar la luz que me entra por los lados, y con paciencia, voy adaptando la vista a la oscuridad. Muevo un poco el tubo, miro de reojo... cierro un momento los ojos y vuelvo a intentarlo.

Al cabo de un momento noto una “presencia”.que por instantes va adoptando una forma más evidente, hasta que al final ya puedo ver una manchita (muy ténue) de forma alargada.

El corazón de la galaxia lo noto bastante brillante, y cuando miro de reojo noto como un halo que lo envuelve... y pienso: “A lo mejor sí que se parece a un girasol...”

Pongo 125x y la visión de la galaxia mejora un poco, más que nada porqué ya veo un poco más claro el halo. Sin embargo, pierdo las referencias estelares y decido, finalmente, dibujar la galaxia a 69x.

Doy por concluida la operación M63. Y, sorprendido, veo que me siento plenamente satisfecho de haber visto otro borroncillo con halo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada