domingo, 27 de noviembre de 2011

NGC1807 y NGC1817 cúmulo doble visual en Taurus

De la misma manera que cuando observo galaxias con el SC de 127mm me lamento por su poca abertura y capacidad de captar detalles en la mayoría de ellas, es justo resaltar lo bien que rinde a la hora de disfrutar de objetos extensos que precisan un buen campo de visión.

Este es precisamente el caso de NGC1807 y NGC1817 en la constelación de Taurus. Había planificado su observación al ver como aliciente su condición de cúmulo “doble”. Evidentemente, no esperaba que fuera tan espectacular como el famoso Cúmulo Doble de Perseus (NGC869/NGC884), sin embargo, confiaba en que, por lo menos, tuviera cierto atractivo.

La noche del 24 de noviembre de 2011, con mucha humedad y con cierta contaminación lumínica, decidí apuntar hacia NGC1807/1817 a ver con qué me encontraba.

Y este fue el dibujo que hice a 40x:


Curiosamente, lo primero que destaca al poner el ojo en el ocular no son los cúmulos, sino la estrella anaranjada de magnitud 5,18 y clase espectral K5 III que queda abajo a la izquierda en el dibujo (HIP24197). Espectacular su colorido.

Y al desviar mi atención hacia ella, no he podido evitar que mi afición a la observación de estrellas dobles aflorara a la superficie y me fijara en la presencia de cuatro estrellitas débiles (alrededor de la mag. 10) que se encuentran a su derecha y que forman una doble/doble muy atractiva. Cuatro componentes gemelas en posición simétrica acompañadas por una tercera estrellita un poco más alejada, y por el brillo fulgurante de HIP24197.

Más tarde he consultado el WDS y he podido ver los datos que aparecen sobre estas dos parejas, que están catalogadas como SMR 15, la más cercana a HIP24197, y SMR 16.

05122+1611    SMR 15; AP: 152º; Sep. 31.4; Mag. 10.3 / 10.5

05123+1614    SMR 16AB; AP: 123º; Sep. 36.8”; Mag. 9.7 / 10.5
05123+1614    SMR 16AC; AP: 114º; Sep. 185.0”; Mag. 9.7 / 10.1
05123+1614    SMR 16AD; AP: 78º; Sep. 159.1”; Mag. 9.7 / 11.4
05123+1614    SMR 16AE; AP: 65º; Sep. 11.3”; Mag. . 9.7 / 12.3

Después de estas “distracciones”, recuerdo mi objetivo inicial, que no es otro que el doble cúmulo.

Utilizo el Hyperion de 31mm que me ofrece un campo de visión (FOV) de 2º, más que suficientes para ver juntos NGC1807/1817, HIP24197 y SMR15/16 y lo primero que pienso es que me toca, lamentablemente otra vez, batallar con la contaminación lumínica de mi lugar de observación habitual.

Por lo menos, en un primer vistazo se aprecian dos zonas bien diferenciadas. A da izquierda del dibujo, NGC1807, que está formado... bueno, para ser más exactos debería decir... lo veo formado por cuatro estrellas brillantes (mag. 8-9) y una decena de componentes más ténues. Presenta una forma de aspa, o cruciforme, según se mire.

A la derecha del dibujo veo NGC1817, que, en comparación de su compañero, aparece bastante desdibujado. También se aprecian 3 ó 4 estrellas de mag. 8-9, sin embargo, el número de componentes débiles es muy poco significativo. Lo más sugerente de él es que parece que sea una versión más humilde de la “Cascada de Kemble”.

Me vuelvo a quedar con la impresión que esta pareja de cúmulos vistos desde un cielo sin contaminación lumínica ganarían en atractivo. Con todo, pasé un buen rato con ellos.

Al día siguiente me dispuse a buscar más información acerca de NGC1807/1817 y vi NGC1817 fue descubierto por William Herschel el 19 de febrero de 1784. Curiosamente, no hizo mención de NGC1807, el cual fue catalogado posteriormente por su hijo John Herschel.

Ambos se encuentran situados a unos 5.900 años luz de distancia, cosa que confirmaría su condición de doble cúmulo, sin embargo me encontré con el siguiente estudio de 2004  de L. Balaguer-Núñez, de la Universitat de Barcelona, junto C. Jordi, D. Galadí-Enríquez y E. Masana en el que llegan a la conclusión que NGC1807 no es realmente un cúmulo abierto físico, sino que el área que abarca estas dos entradas del NGC corresponde a un extenso y único cúmulo (NGC1817)...

http://www.aanda.org/index.php?option=com_article&access=bibcode&Itemid=129&bibcode=2004A%2526A...426..827BFUL

Mi gozo en un pozo... aunque a decir verdad, cuando pones el ojo en el ocular y ves estas dos aglomeraciones estelares, a nivel estético sigue manteniendo el mismo atractivo que tenían antes de saber que no son dos... sino uno, los cúmulos que estamos viendo.

Muy recomendables para pequeños telescopios desde un lugar con poca o nula contaminación lumínica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada