lunes, 10 de octubre de 2011

Aristillus

En la octava noche de lunación muchos son los alicientes que nos ofrece nuestro satélite, muchos y para todos los gustos. El pasado 5 de octubre de 2011 antes de observar la zona del trío Ptolemaeus, Alphonsus y Arzachel, principal objetivo de la noche, me entretuve un rato con un pequeño cráter que me llamó especialmente la atención. Ese cráter no era otro que Aristillus.

Decidí hacer un rápido dibujo, ya que presentaba unos detalles realmente espectaculares:


Aristillus es un cráter de unos 55 km de diámetro y una altitud de 3.650 m que puede observarse ya a partir de la sexta noche de lunación. Empiezo poniendo el ocular de 25mm que me proporciona 50x en mi SC de 127mm y me permite ver toda la Luna en el campo del ocular. Paso a 125x y voy recorriendo el terminador hasta que me detengo ante la vista del espectacular cráter Archimedes, pero no estoy demasiado tiempo con él, porqué casi automáticamente, mi atención se dirige hacia un pequeño cráter situado a su lado: Aristillus.

La turbulencia atmosférica no afecta demasiado esta noche, por lo que pongo 250x para exprimir al máximo las posibilidades de mi telescopio. Lo primero que me llama la atención son los picos centrales que se aprecian en su interior. Sí, picos... más concretamente, cuento 5, pequeñitos, pero bien definidos.

La luz solar casi lo baña por completo, pero esta octava noche de lunación todavía muestra una pequeña zona oscura que contrasta exageradamente con la pared opuesta. Ésta se encuentra iluminada de tal manera por los rayos del Sol que incluso da la sensación de encontrarse completamente saturada.

En el resto de las paredes puedo apreciar, bien, la palabra más exacta sería intuir, las terrazas que circundan el cráter. De todas maneras, tengo que reconocer que las he visto más claras en otros cráteres.

A continuación lo que me capta la atención es lo que me parece una formación en forma de domo que se encuentra en la zona externa del cráter, en el dibujo arriba a la derecha.

Para finalizar comentar que alrededor del cráter se notan claramente las irregularidades que conforman el sistema de rayos fruto del impacto que formó el cráter.

Como despedida de este espectacular cráter, hago una fotografía con la DBK21AU04.AS acoplada al SC de 127mm y la barlow x2:


Por cierto, más tarde veo que hacia el Norte de Aristillus (arriba en la fotografía), se aprecia un cráter fantasma. En visual no reparé en él, así que ya tengo una tarea pendiente para la próxima vez que visite la zona. Lo que es seguro, es que contemplar con tranquilidad el cráter Aristillus nos proporcionará un buen rato de distracción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada