lunes, 6 de diciembre de 2010

Orion: El Cazador Cazado


El pasado 4 de diciembre de 2010 tenía previsto montar mi telescopio SC de 235mm y echar un vistazo por primera vez con esta abertura a las maravillas que ofrece esta espectacular constelación. Para muchos, la más vistosa del cielo, no en vano ha llegado a conocerse como “La Catedral del Cielo”.

Pero como bien sabe todo astrónomo aficionado, una de las primeras lecciones que se aprenden es que una cosa es lo que planificamos, y la otra, la voluntad de los cielos... literalmente hablando.

También he aprendido últimamente que una cosa es sacar mi SC de 127mm soportado en una montura monobrazo, y la otra es el SC de 235 con su correspondiente montura ecuatorial CGEM. Así que antes de montar todo el equipo, me asomé a la terraza para comprobar cómo se presentaba la noche. Decepcionado vi que las nubes se estaban apoderando del cielo. Tan sólo quedaba libre la zona de Orion... pero tal como estaba el panorama, libre por poco tiempo.

No quise que la noche quedara completamente en blanco, así que rápidamente monté mi cámara Nikon D70S e inmortalicé lo que me dio por llamar “El Cazador Cazado”. En la mitología, Orion cayó por la picadura de un escorpión, el día cuatro de diciembre lo hizo bajo un manto de nubes... Por suerte, las estrellas siempre están ahí, esperando mejores cielos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada