lunes, 6 de septiembre de 2010

Asociación Estelar OB-3 Alpha Persei

Uno de los objetos estelares a los cuales estamos acostumbrados a dirigir nuestros telescopios son los cúmulos abiertos, que no son otra cosa que conjuntos de estrellas con un origen común y que están vinculadas gravitacionalmente.

Pues bien, la noche del 3 de septiembre de 2010 pude observar una variante de cúmulo abierto: la Asociación estelar. Más concretamente, una Asociación estelar OB. Este tipo de cúmulos está formado por estrellas fruto de una misma formación estelar en cadena, pero cuya atracción gravitacional es extremadamente débil, mucho menos intensa que la que mantiene juntos los componentes de los cúmulos abiertos o los cúmulos globulares. Debido a ello, las estrellas que forman una Asociación OB se expanden, alejándose de entre sí hasta que lo único que las relacione sea el origen común.

Las asociaciones suelen estar formadas por estrellas jóvenes blanco-azuladas y con el destino de separarse en un breve intérvalo de tiempo, cosmológicamente hablando.

Como decía, la noche del 3 de septiembre cogí mis prismáticos 10x50, los acoplé al trípode y apunté a la Asociación estelar OB-3 de Perseo. También conocido como Cúmulo de Alpha Persei o Melotte 20.

Es fácil de localizar, ya que Mirfak, la estrella más brillante del cúmulo, se puede observar a simple vista gracias a su magnitud de 1,79.

Mirfak es una supergigante de tipo espectral F5Ib que se encuentra a unos 590 años luz de distancia y, al igual que las otras estrellas que forman la asociación, se formó hace aproximadamente unos 50 millones de años.

Pero como en la mayoría de las ocasiones, lo mejor es coger unos prismáticos y ponernos a observar por nosotros mismos este espectacular conjunto de estrellas.

Y es que es una zona ideal para prismáticos... y no tanto para telescopios debido a que Mel 20 se extiende a lo largo de 3º, desde los dominios de Mirfak hasta Delta Persei. Aunque para ser sinceros, lo que realmente vale la pena es centrarse 2º alrededor de Mirfak, donde se encuentran el mayor número de componentes que brillan con una magnitud de 6 ó superior.

Este es el dibujo que hice. Se puede notar que me faltó campo...

En el centro brilla blanca y majestuosa Mirfak. Una estrella potente que tiene la suerte de encontrarse rodeada por una docena de estrellas brillantes y azuladas que proporcionan uno de los mejores espectáculos que pueden observarse con prismáticos.

Entre tantas estrellas azuladas, destaca un “patito feo” amarillo/anaranjado: Sigma Persei (en el dibujo, la estrella brillante que queda justo fuera del límite del campo marcado abajo a la derecha). Sigma Persei brilla con magnitud 4,34 y con una clase espectral K2 II.

A media observación me he sorprendido juntando inconscientemente estrellas por parejas y tríadas... pero es que esta asociación estelar provoca...

Después de disfrutar un buen rato cojo el telescopio SC de 127mm y con el ocular de 25mm (50x) y me dispongo a hacer un ejercicio que, al tener el “goto”, no prodigo demasiado: el salto de estrella en estrella.

Me ha costado un poco centrarme, ya que con el telescopio observo con la diagonal puesta y la imagen que me da está invertida Este/Oeste. Al final me he situado y partiendo de Mirfak he recorrido las estrellas más brillantes hasta llegar a Delta Persei.

Me he entretenido un buen rato con Epsilon Persei, que a través del telescopio la veo con un color anaranjado más marcado. Mientras estaba con ella no he podido evitar pensar en el gran contraste de su color con el blanco inmaculado de Mirfak.

Pero al final he vuelto a los prismáticos para despedirme de esta espectacular asociación estelar... la mejor vista que podía tener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada