martes, 22 de septiembre de 2009

Paseo por la cabeza de Capricornus con prismáticos

La zona de Capricornus ofrece una gran oportunidad de disfrutar de unas cuantas estrellas dobles (aunque la mayoría sean tan sólo de perspectiva) a aquéllos que sólo disponen de unos prismáticos 10x50 para observar el cielo.


En primer lugar podemos dirigirnos hacia la estrella más brillante de la constelación: Algedi (Alpha Cap):

Sin ningún tipo de duda esta es una doble para prismáticos.

Muy fácil de localizar, se presenta con dos estrellas de colores amarillentos: Alpha2 Cap, la más brillante (3,6), queda a la izquierda y Alpha1 Cap (4,3), a la derecha. Ambas están flanqueadas por otras dos: Nu Cap, que brilla con una magnitud de 4,75 y 3 Cap, con magnitud 6,28, formando una alineación de cuatro estrellas. Y para amenizar un poco más el conjunto, encontramos cerca de ellas la Xi Cap (5,81) y a su lado la 1 Cap (6,31). Estéticamente sensacional.

Con el ocular de 40mm, en mi telescopio a 31,25x, podemos centrarnos en Algedi, la “doble” que buscábamos originariamente. Sus dos componentes, Alpha2 Cap y Alpha1 Cap, presentan una separación que podría considerarse como exagerada, pero el hecho que sean tan brillantes hace que mantengan un gran atractivo. Con la configuración óptica de mi telescopio, un Schmidt-Cassegrain, ahora Alpha2 Cap queda a la izquierda.

A estos aumentos se puede observar que las dos componentes tienen sendas compañeras. La de Alpha1 se encuentra a 46” y la de Alpha2, queda un poco más alejada, 158”. No son demasiado brillantes, más o menos alrededor de la magnitud 9-10, pero proporcionan un añadido a la visión telescópica que no puede verse con los prismáticos.

Esta foto, en la que sólo se ven las dos componentes principales, la hice con la cámara Neximage a foco primario del SC de 127mm:


Esto no es todo. Continuemos con Beta Capricorni (Dabih), que podemos encontrar en el mismo campo de los prismáticos 10x50 junto a Algedi:

Es una doble muy atractiva para prismáticos, ya que su gran separación (207”) permite desdoblarla fácilmente incluso con unos 10x50. Se puede apreciar una brillante estrella principal de un amarillo muy marcado que brilla con una magnitud de 3,4. Y una compañera, de un azul marino también muy marcado, que no es tan brillante, 6,2 de magnitud, pero si lo suficiente como para ofrecer un cuadro muy llamativo.

Aquí pongo la foto que le hice con la Neximage y el telescopio SC de 127mm. Si se observa con prismáticos, hay que tener en cuenta que la principal (la amarilla) se verá a la derecha:


Con el telescopio a 50x se puede disfrutar, tal como se ve en el dibujo que he hecho en la ficha, de una tercera componente más débil. Se trata de TYC5753-2283-1, que brilla con una magnitud de 8,75 y que también presenta un bonito color azulado.

Con un trípode que nos sujete los prismáticos la observación es mucho más cómoda, y podremos disfrutar mejor de todas estas estrellas.


A continuación nos podemos centrar en el triángulo estelar formado por Rho (4,8), Pi (5,2) y Omicron Capricorni (5,9).

Al lado de Rho Cap con los 10x50 se puede distinguir una compañera más débil que brilla con magnitud 6,6.

Pi Cap también es doble, pero es necesario el telescopio para desdoblarla. Y no es sencillo, ya que es la típica estrella doble con una principal brillante que se come a una secundaria muy cercana (3,2”) y bastante más débil que ella (8,5).

Omicron Cap es de las tres, la estrella que nos puede plantear el reto más complicado. Con los prismáticos 15x70, montados en un trípode para estabilizar la imagen, puedo desdoblarla perfectamente. Una doble muy atractiva. Sin embargo, cuando pruebo de desdoblarla con los 10x50, también utilizando el trípode, no sería capaz de asegurar al 100x100 que lo he conseguido. En algún momento he creído que sí, pero... no sé. Sea como sea, no descarto que alguien con una vista más fina que la mía lo consiga...

Después de la experiencia de Omicron Cap con los prismáticos, cojo el telescopio y decido observarla con más tranquilidad:

Omicron Cap es una doble óptica, pero dejando de banda esto, hay que reconocer que es una pareja estéticamente preciosa. A 50x se ve sensacional (no puedo evitar recordar lo que he sufrido con los 10x y los 15x de los prismáticos). Sus componentes presentan un brillo similar con una separación generosa... telescópicamente hablando.

La principal la veo de un color azul claro, mientras que la secundaria la noto también con un tono azul, pero un poco más marcado.

En definitiva, Asequible, bonita, brillante, de colores atractivos... ¿qué más se puede pedir?...

Y para concluir la observación con los prismáticos, nos podemos fijar en la Sigma Cap, una estrella anaranjada que brilla con magnitud 5,25 y espectro KII 2. Un bonito punto final en nuestra excursión por la cabeza de Capricornus.

Dejo aquí una fotografía que hice con la Nikon D70S de la zona observada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada