viernes, 11 de septiembre de 2009

NGC7662 - The Blue Snowball, planetaria en Andromeda

NGC7662 es una nebulosa planetaria a unos 2.000 años luz de distancia que podemos encontrar en la constelación de Andromeda, y que merece estar en la lista de planetarias asequibles y espectaculares para pequeños y medianos telescopios.

Es una de mis nebulosas planetarias preferidas por una sencilla razón: en una buena noche, serena, con buen seeing, poca contaminación lumínica y alta en el horizonte (como en esta noche, 10 de septiembre de 2009), se puede apreciar perfectamente en esta planetaria un delicado color azul... un color bien perceptible, cosa poco habitual en objetos de cielo profundo.

Además, NGC7662 presenta un tamaño lo suficientemente grande como para tener una entidad bien definida ante cualquier estrella que se le ponga al lado.


El dibujo principal lo he hecho a 69x, aumentos con los que el tamaño de la planetaria es suficientemente grande y su color evidente, aparte de encontrarse acompañada por un buen número de estrellas que aportan una atractiva visión de conjunto. Destaca, a la derecha de la planetaria en el dibujo, la HIP115686, que con un espectro de clase M3 II se ve de un espectacular color rojizo brillando con una magnitud de 8.8.

Poniendo más aumentos y añadiendo un filtro OIII, la nebulosa queda mejor definida, pero por contra pierde su máximo atractivo: su color azulado. O por lo menos, yo no lo percibo. Por cierto, el sobrenombre de esta planetaria, “The Blue Snowball”, le viene como anillo al dedo.

Al final, como la noche me lo permite, he llegado a poner 250x, los máximos útiles que puedo alcanzar con mi telescopio, y he de reconocer que a pesar de “perder” el color que tan claramente veo con 50x y 69x, su visión es espectacular. Tanto que me he animado a dibujarla también a estos aumentos.

La veo grande, con bastante detalle. No tiene un brillo tan uniforme como con pocos aumentos, sino que veo una zona central muy brillante y una zona exterior más ténue que se va difuminando poco a poco hasta desaparecer.

A estos aumentos y con mi telescopio es necesario realizar un gran esfuerzo de concentración: sé que veo diferencias de “textura” y de brillo, pero a la hora de dibujarlos de manera fiel, me resulta muy complicado. Se ha hecho lo que se ha podido... y el que hace lo que puede...

Supongo que esta planetaria con un telescopio de mayor abertura sería un espectáculo de primer orden. Espero en un futuro tener la ocasión de volver a ella con instrumentos más adecuados... pero hasta que no llega el momento, puedo disfrutar de esta fantástica nebulosa planetaria, de su color y de su forma, con mi telescopio de 127mm.

Como he dicho, una de mis planetarias preferidas.

ASOD 13-9-09

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada