domingo, 11 de noviembre de 2012

NGC 7009 - Planetaria en Aquarius

NGC 7009 es una nebulosa planetaria que podemos encontrar en la constelación de Aquarius, a poco más de 1º al oeste de Nu Aquarii. No se conoce exactamente la distancia a la que se encuentra, barajándose distancias que van desde los 1.400 años luz que indica Stephen James O’Meara en su libro “The Caldwell Objects” (Caldwell 55) hasta los 5.200 años luz propuestos por F. Sabbadin (et. altri) en 2004. Es el problema de no tener referencias estelares cercanas a la nebulosa.

Con lo que sí hay cierta coincidencia es en considerar esta planetaria asequible a pequeños telescopios, gracias a la magnitud 8,0 con la que brilla.

Con todo, he tomado por costumbre con esta clase de objetos reservarlos para cuando puedo utilizar mi SC de 235mm. De esta manera, la noche del 2 de noviembre de 2012, disfrutando de unos cielos oscuros, con ausencia de Luna, buena estabilidad atmosférica y el telescopio en cuestión, apunté hacia ella y empecé a intentar exprimirla al máximo. Este es el dibujo que hice forzando hasta los 313x que me proporcionaba el ocular Takahashi de 7,5mm:


Es posible que al conocer el sobrenombre de esta planetaria, “Nebulosa Saturno”, se nos abran unas expectativas que lo más probable es que nos conduzcan a llevarnos una gran decepción. De hecho, a pesar de ser descubierta en 1782 por William Herschel, no fue hasta la década de 1840 cuando William Parsons (Lord Rosse), el constructor del mítico telescopio “Leviatán”, la llamó así al recordarle cuando la observaba la forma de Saturno. Si observamos con pequeños telescopios, lo más normal es que no lleguemos a apreciar el típico aspecto que pueda sugerirnos la forma de un Saturno vaporoso.

Así que lo mejor es observar esta planetaria intentando evitar que su sobrenombre nos condicione. Si lo hacemos así, disfrutaremos mucho de esta brillante planetaria.

Con el ocular de 25mm (94x), en un campo extremadamente pobre en estrellas brillantes, NGC 7009 ya se puede identificar sin ningún tipo de problema. Aparece un poco aislada como una estrella desenfocada y lo único que me llama un poco la atención es un triángulo estelar compuesto por TYC5779-1560-1 (11,25), TYC5779-1541-1 (10,53) y TYC5779-9-1 (10,53) que parecen indicar el camino que debemos tomar para llegar a la planetaria. Una muy buena referencia. La veo ovalada y con una muy atractiva tonalidad verde-marino-azulada bastante evidente. Y eso que a mí me cuesta apreciar bien los colores. Quien tenga una buena vista en este sentido va a disfrutar enormemente con esta nebulosa.

Voy probando aumentos hasta que llego a la conclusión que los ideales para esta noche son los 313x. Con ellos ahora la planetaria queda realmente aislada de otras estrellas brillantes, tan sólo veo, adaptando bien la vista a la oscuridad, una estrellita cercana, USNO J2104088-112017 que, ante mi sorpresa, veo que brilla con una magnitud de 14,4. Sólo comprobar este dato me viene a la memoria lo que sufrí para llegar a ver Plutón, que brillaba con una magnitud similar a esta estrella y me quedo un poco perplejo.

La ausencia de estrellas brillante en el campo provoca que enfocar se convierta en una tarea de cierta dificultad, hasta el punto que decido desplazar un poco el tubo hasta encontrar una estrella lo suficientemente brillante como para poder enfocar con ella, y volver a continuación a la zona de la planetaria. A estos aumentos la nebulosa se presenta bastante diferente a como la veía con los 94x. El color ahora no es tan evidente, aunque una tonalidad azulada/grisácea sí que percibo.

Lo que ciertamente mejora es la forma que presenta. Aparte de verse de mayor tamaño, la forma ovalada deja ver ahora en sus extremos dos pequeñas extensiones lineales, cortas, pero evidentes. Acabo de presenciar lo que Herschel no pudo ver con su telescopio y lo que Lord Rosse pudo apreciar (supongo que mejor que yo…) y que es responsable del sobrenombre de Nebulosa Saturno que recibe NGC 7009.

Más que anillos, yo hablaría de protuberancias, pero no sería tan poético.

Sea como sea, disfruto un buen rato con esta peculiar planetaria. Muy agradecida. Pero no todo acaba aquí. Mientras estoy con el ojo pegado al ocular recuerdo que la estrella central de NGC 7009 está catalogada con una magnitud estimada de 12,7, así que, teniendo en cuenta que puedo distinguir sin excesivas dificultades la USNO J2104088-112017 (mg. 14,4), me propongo cazarla, pero sorprendentemente, por mucho que lo intento, no soy capaz de verla. Empiezo a creer en brujas… la única explicación que se me ocurre es que las nubes gaseosas expulsadas que envuelven la estrella sean tan brillantes que la enmascaren. Sin buscarlo me acabo de poner deberes para una futura observación de NGC7009.

Después del pequeño fracaso con la estrella central, cojo el filtro OIII y lo acoplo al ocular y después de adaptar por enésima vez la vista a la oscuridad noto en el interior de la nebulosa zonas más marcadas que otras, eso sí, muy difíciles de concretar. También, alrededor de lo que veía sin filtro, aprecio ahora un pequeño halo evanescente.

Decido acabar la observación volviendo a los 94x para volver a ver el bonito color de esta fantástica planetaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada