viernes, 19 de agosto de 2011

Plutón - 17 y 18 de agosto de 2011

En el libro “Astronomía para todos en 12 lecciones” – James Ferguson – José Ciganal y angulo, publicado en 1829, aparecía la siguiente relación de los planetas pertenecientes al Sistema Solar: Mercurio, Venus, La Tierra, Marte, Vesta, Juno, Ceres, Palas, Júpiter, Saturno y Herschel (hoy lo conocemos como Urano).

Y cuando yo debía tener seis o siete años, en el colegio me enseñaron que eran nueve los planetas del Sistema Solar: Mercurio, Venus, La Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón.

Entre añadidos y descartados la lista había variado significativamente, pero a esa edad yo me limité a aprender de memoria lo que me enseñaban y a hacer volar mi imaginación infatil viajando en una rápida nave espacial de un planeta a otro... hasta llegar a Plutón y decidir que en el planeta más alejado del Sol instalaría mi base desde donde exploraría más allá del espacio conocido... Una especie de Star Trek adaptada a los juegos de un niño. Desde entonces Plutón se convirtió en mi planeta preferido.

Pasó el tiempo. Aprendí muchas cosas y los juegos infantiles quedaron atrás. Sin embargo, Plutón siempre ha sido especial para mi.

Con estos antecedentes no es de extrañar que el 24 de agosto de 2006 viendo la resolución tomada por la IAU (Unión Astronómica Internacional) en la que se determinaba que Plutón no era un planeta, sino un planeta enano, no me alegrara, por muy científica que fuera, de la decisión tomada.

Para situarnos un poco, comentar que un planeta enano es aquél que orbita alrededor del Sol, presenta una forma casi esférica, no es un satélite de ningún otro cuerpo estelar y no ha limpiado la vecindad de su órbita de otros cuerpos más pequeños.

Asímismo, Plutón está considerado actualmente el mayor de los cuerpos categorizados como plutinos, objetos más allá de Neptuno que, mientras éste efectúa tres órbitas alrededor del Sol, ellos sólo orbitan dos. Estos cuerpos, además, pertenecen al cinturón de Edgeworth-Kuiper.

Pero vayamos al principio. Plutón fue descubierto el 18 de febrero de 1930 por Clyde W. Tombaugh mientras estaba trabajando en el Observatorio Lowell en Flagstaff, Arizona, EEUU. Su método consistía en fotografiar el cielo en dos momentos distintos y después comparar las placas superponiéndolas para detectar de esta manera cambios de posición de cuerpos respecto a las estrellas de fondo.

Con el tiempo se ha llegado a descubrir que Plutón posee cuatro satélites conocidos: Caronte, Hidra, Nix y P4. (1)

Plutón presenta un diámetro de tan sólo 2.290 km. y se encuentra a una distancia media del Sol de 39,5 UA (Unidades Astronómicas), ahora está “solamente” a 32,078 UA. Brilla, actualmente, con magnitud 14,0, ofrece un tamaño angular de 0,1”..., por todo ello su observación con telescopios de aficionado no es una tarea fácil, pero mi espíritu de niño ha sido el que me ha empujado a intentar observar Plutón con mi SC de 235mm.

De esta manera, uno de mis objetivos principales de observación este verano de 2011, con cielos oscuros, mi telescopio grandote, unas semanas de vacaciones... era “ver” Plutón a través del ocular y fotografiar su movimiento. Pero a pesar del entusiasmo no había contado con las nubes, omnipresentes nubes de agosto, que me han condicionado de manera inmisericorde mis observaciones estivales.

La noche del 16 de agosto apunté el telescopio hacia Y Sagitarii, una estrella variable de magnitud 5,75 que estos días sirve de perfecta referencia a la hora de localizar al planeta enano. La intención era dibujar a bajos aumentos la zona para, posteriormente, ayudado por unas cartas de situación publicadas en la revista “Astronomy” de agosto y del Starry Night, intentar “descubrir” el lugar donde se encontraba Plutón.

El dibujo que hice fue éste, donde Y Sag se encuentra en la parte superior derecha:


Una vez hecho el dibujo, la intención es poner más aumentos e ir saltando de estrella en estrella hasta localizar Plutón. Pero delante de mi pasmo y desesperación, las nubes bajas se adueñan de la zona sur del cielo y hacen inviable cualquier tentativa al respecto.

Con la cola entre las piernas y con el dibujo general... donde no hay ni rastro de Plutón, me dedico a otras observaciones y aparco la tarea para mejores momentos. La buena noticia es que más tarde compruebo que estoy en la zona correcta.

La noche del 17 de agosto de 2011 el panorama es similar al del día anterior: nubes bajas amenazadoras que se van acercando de la costa a la montaña. No hay tiempo que perder. Monto el telescopio y lo apunto hacia la zona de Y Sag. Localizo el ya familiar campo estelar y sin pérdida de tiempo tomo una fotografía con la Nikon D70S. Quito la cámara, pongo el ocular y voy adaptando la vista a la oscuridad. Anteriormente, con la ayuda del Starry Night y de mi dibujo general he memorizado el lugar donde tendría que estar Plutón, de esta manera evito deslumbrarme al no tener que abrir la linterna roja e ir comparando estrellas con el planisferio y lo que veo por el ocular.

Llego al punto exacto de “encuentro”, el triángulo formado por las estrellas TYC6273-66-1 (Mag. 11,46), USNO J1820585-190053 (Mag. 12,25) y TYC6273-1408-1 (Mag. 11,90). Justo al lado de ésta última debería poder ver Plutón... pero no lo veo.
Con un ojo en la bruma y el otro en el ocular voy forzando aumentos, hasta llegar a la friolera de 470x (por suerte el seeing de la noche acompaña), y es entonces cuando en un momento dado veo un puntito de luz que aparece y desaparece. Respiro hondo, miro con visión lateral... otra vez el puntito, que vuelve a desaparecer.

Después de estar un buen rato llego a la conclusión que, por lo menos está noche, no voy a conseguir nada mejor, así que abro la linterna y dibujo lo que he visto.

Al día siguiente, miro la fotografía, donde aparece Plutón, y mi dibujo, y más o menos coincide. Se supone que he “visto” Plutón, pero era algo tan fugaz que tengo miedo de que no hayan podido ser más mis ganas que no la realidad...

Noche del 18 de agosto de 2011. Vuelvo al ataque, las dichosas nubes bajas al acecho (esta vez más amenazadoras que ayer), y Plutón esperando. A contrarreloj hago la foto correspondiente, y a continuación el mismo proceso que ayer hasta llegar a los 470x. Ya me conozca la zona como el camino de casa al trabajo... y ante mi alegría, compruebo que esta noche, veo un puntito un poco más claro haciendo una L con TYC6273-66-1 y TYC6273-1408-1, un puntito que no recuerdo de la noche anterior. Nada fácil de ver, pero claramente situado. Por el contrario, en el lugar donde estaba Plutón ayer, nada de nada.

Este es el dibujo que hice donde “punteé” la posición de Plutón la noche del 17 y la del 18 de agosto de 2011:


Y este es el fotomontaje del movimiento del planeta con el recorte de dos fotografías hechas con mi Nikon D70S a foco primario del SC de 235mm:

Pinchar en la foto para ver la animación

En conclusión: he cazado a Plutón en visual. Toda una hazaña que ha hecho aflorar en mi el niño que llevo dentro imaginando mi nave orbitando ese lejano planeta... bueno, planeta enano.


**************

(1) Actualización del número de satélites y sus nombres, por ahora son cinco: Caronte, Hidra, Nix, Cerbero y Estigia.

(2) Actualización fotográfica, Sonda New Horizons:

APOD - 15 de julio de 2015
 

2 comentarios:

  1. Un gran aplauso para tí Almach, Plutón debe ser uno de los objetos más difíciles para los aficionados, más aún cazarlo en visual, felicidades... y para tí, siendo tu "planeta" favorito seguro habrá sido una recompensa enorme... tal vez algo como tu fotografía de la "Estrella luna" ;-)

    Interesante la lista de planetas en 1829, no la conocía, y sinceramente jamás pensé que incluyeran a Vesta, Juno y Palas entre ellos.

    Me despido compañero, y que los cielos te sean propicios!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Oscar,

    Muchas gracias por el comentario. No es nada fácil llegar a observar Plutón, y cualquier ayuda (abertura, cielos negros, fotos, cartas celestes...) es poca. Pero vale la pena, lo he pasado muy bien durante todo el proceso, y el haberlo pillado ha sido la guinda del pastel.

    Respecto al listado de los planetas lo saqué de un libro que te puedes descargar gratuitamente en "Google Books". Aquí te dejo el enlace. Es un libro muy curioso, publicado en 1829;

    http://books.google.com/books?id=OERTIAaA2ycC&printsec=frontcover&dq=Astronom%C3%ADa+para+todos+en+12+lecciones&hl=es&ei=giBQTrHWLMqF-wa6lvzzBg&sa=X&oi=book_result&ct=book-preview-link&resnum=1&ved=0CC0QuwUwAA#v=onepage&q&f=false

    Saludos

    ResponderEliminar