sábado, 9 de abril de 2011

M109 - Galaxia en Ursa Major

En la constelación de Ursa Major podemos localizar a M109, una galaxia espiral barrada (Tipo SBc) que se encuentra situada a unos 67 millones de años luz de distancia. Pertenece al Grupo Galáctico de Ursa Major, compuesto por 79 miembros, y es una de sus galaxias más significativas.

M109 no formaba parte del catálogo original publicado por Messier, y no fue incluida en él hasta 1953. Ese año, el profesor de la Universidad de Harvard, Owen Jay Gingerich, publicó un artículo en el número de septiembre de la revista Sky & Telescope, a partir del cual, NGC3556 pasaría a conocerse como M108, y NGC3992 como M109.

Pierre Méchain, colaborador de Messier, observó por primera vez la nebulosa planetaria M97 la noche del 16 de febrero de 1781. En la misma entrada donde especificaba la situación y el aspecto, anotó que cerca de ella se encontraba otra nebulosa, y una tercera que quedaba detrás de la Gamma UMa.

Gingerich llegó a la conclusión que aludían a las ya mencionadas NGC3556 y NGC3992 y abogó por su inclusión “oficial” en el Catálogo de Charles Messier.


El pasado 1 de abril de 2011, cansado de intentar observar sin éxito varias galaxias de la constelación de Ursa Major, Coma Berenices y Virgo, decidí desplazarme a un sitio oscuro y realizar una “minimaratón” de galaxias Messier. El resultado fue realmente satisfactorio, y una prueba más que unos cielos oscuros son condición sine qua non para observar galaxias con un telescopio de poca abertura como mi SC de 127mm.

M109 es fácil de localizar, ya que se encuentra a unos 39’ al sudeste de Gamma UMa (Phecda), además, una vez se llega a la zona donde debe encontrarse, tres estrellas que forman una línea recta, sirven de perfecta referencia. Estas estrellas son de izquierda a derecha, en el dibujo que hice a 78x, HIP58252 (mg. 8,6), TYC3833-781-1 (mg. 9,6) y HIP58318 (mg. 9,2). La galaxia se encuentra al lado de la estrella central. Ambas forman un triángulo junto a la estrellita TYC3833-756-1 (mg. 11,9).

Como muestra de las dificultades de observar estos objetos difusos, comentar que dos días después volví a apuntar el telescopio hacia M109 desde mi lugar de observación habitual, y el resultado fue que sólo fui capaz de ver HIP58252, TYC3833-781-1 y HIP58318. Del resto de estrellas que dibujé desde un cielo más oscuro, ni rastro. Y evidentemente, M109 no se distinguía en lo más mínimo.

Pero volvamos a la gratificante observación desde cielos oscuros y sin Luna. Una vez localicé la galaxia, dibujé las estrellas más brillantes. A continuación, apagué la linterna y descansé un poco la vista. Puse el ojo de nuevo en el ocular y a medida que fui adaptando la vista a la oscuridad, M109 iba apareciendo de manera más clara. Es bastante grande, con un núcleo ciertamente marcado que se va difuminando paulatinamente hasta que desaparece por completo la ténue manchita blanca ovalada que representa la huidiza galaxia.

De los brazos espirales que tan bien se ven en fotografía... y a lo mejor en telescopios de mayor abertura, nada de nada. Sin embargo, acabé la observación de M109 bastante contento. No es un objeto fácil para un telescopio de 127mm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada