miércoles, 26 de mayo de 2010

Gassendi - A orillas de Mare Humorum

La noche del 24 de mayo de 2010, la onceava noche después de Luna Nueva, monté mi telescopio SC Nexstar 5i, cogí los lápices y el papel, levanté la cabeza hacia el cielo y apunté a una brillante Luna iluminada en el 89% de su superficie.

Mi objetivo no era otro que Gassendi, un espectacular cráter a orillas del Mare Humorum de unos 110 km. de diámetro. Había estado esperando una noche con las buenas condiciones de ésta para dibujarlo y disfrutar de su observación. No creo que exagerara lo más mínimo al asignarle un seeing de 5/5 (Siendo 5=óptimo). Y, en consecuencia, el resultado de la observación fue plenamente satisfactorio.

Este es el dibujo que hice hacia las 21h 25m T.U. observando el cráter a 333x:

Estuve observando un buen rato a 250x, que son los máximos aumentos teóricos que me permite mi telescopio. Pude reconocer las grietas que bordean el interior del cráter y alguna que se dirigía hacia las montañas centrales, diferenciar perfectamente los tres picos en el centro del cráter... y ver claramente dos cratercillos en su interior en la parte Sureste...

El fondo del cráter que se encuentra encastado en la muralla Norte (Gassendi A, de 33km. de diámetro) se mostraba prácticamente negro en su totalidad. Los 3,6 km. de profundidad le permitían resistir un poco más el inexorable avance de los rayos solares que iban bañando la zona. Menos profundo debe ser, sin duda, Gassendi B...

Partiendo de la zona Oeste de Gassendi y bordeando la orilla del Mare Humorum, se veía perfectamente Rimae Mersenius. Unas grietas que alcanzan una longitud de 230 km.

Otra cosa que me llamó la atención fue unas montañas que se encuentran a medio camino entre Gassendi A y Herigonius... me recordaron desde el primer momento en que me fijé en ellas a un Caballito de Mar. Parece ser que por su lado pasa la Rima Herigonius, pero no fui capaz de distinguirla.

Quedé tan sorprendido de la cantidad de detalles que podía apreciar con mi telescopio gracias a la calidad de la noche, que pensé: "De perdidos al río". Coloqué la Barlow Celestron Ultima de x2 y le añadí el Takahashi de 7,5mm. Esta configuración me da la friolera de 333x... Y lo bueno es que la calidad de la imagen aguantó perfectamente pudiendo disfrutar de los detalles, ya a un tamaño considerable.

Moraleja: Con la Luna, en una buena noche, se pueden poner aumentos sin miedo.

Para acabar con la observación hice una fotografía del cráter con la cámara DBK y la Barlow x2. Curiosamente, distinguí más detalles en visual que no los que he sacado en la fotografía:

Para concluir comentar que en 1966 pudo observarse un Fenómeno Lunar Transitorio (TLP-Transient Lunar Phenomena) en Gassendi: una intensa luz rojiza que fue confirmada por varios observadores del Observatorio Lowell (EEUU).

Pocos cráteres lunares son tan agradecidos de observar con pequeños telescopios como Gassendi. Y si pillamos una buena noche...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada