sábado, 29 de mayo de 2010

El cráter fantasma Prinz y los Montes Harbinger

A menudo se comenta que la Luna siempre nos ofrece un aspecto diferente según la incidencia de los rayos solares. Y realmente es muy cierto.

De la misma manera que en ocasiones pasamos por alto formaciones muy interesantes y atractivas por el simple hecho de encontrarse cerca de otras, que debido a su espectacularidad, las eclipsan.

Este es el caso del cráter Prinz y las montañas que se encuentran en sus inmediaciones (Montes Harbinger). Lo más habitual es que cuando visitamos la zona nos fijemos principalmente en Aristarchus, Vallis Schröteri, Montes Agricola...

http://laorilladelcosmos.blogspot.com/2010/04/zona-crater-aristarchus.html

Por todo ello, es muy aconsejable elegir adecuadamente el momento en que observar Prinz y los Montes Harbinger. Lo ideal es hacerlo cuando el terminador solar se encuentra justo encima de Aristarchus. En ese instante, el Sol todavía no ilumina el Vallis Schröteri y no puede distraernos. A parte que los Montes Harbinger presentan unas atractivas sombras que los hacen destacar de la monótona superficie de lava del Mare Imbrium.

La noche del 24 de mayo de 2010 con la Luna iluminada al 89%, onceava noche después de Luna Nueva, dibujé esta preciosa zona:

Mal que me pese, tengo que reconocer que no he sabido plasmar la serena prestancia de estas montañas sobresaliendo tímidas por encima del mar de lava que las cubren. Algunas de ellas alcanzan la altura de 2.500m. y en visual es todo un espectáculo.

Las sombras que se extienden a partir de Krieger, al Norte de Prinz, también me llamaron especialmente la atención. Es curioso ver sobresalir de un solo cráter dos sombras tan bien definidas y largas...

Y que decir del cráter fantasma Prinz, colgado parcialmente por lava procedente del Oceanus Procellarum. Una presencia delicada allá donde las haya.

Esta es una foto testimonial que saqué del momento:

... pero tal como he comentado, lo mejor es echarle un ojo en visual. No defraudará en absoluto. Más tarde ya tendremos ocasión de disfrutar de las maravillas de la zona de Aristarchus en todo su esplendor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada