domingo, 7 de febrero de 2010

R Leporis - Variable de rojo intenso en Lepus

Cuando empecé a observar a través del telescopio, si me hubieran dicho que algún día estaría más de 10 minutos observando una “simple” estrella no me lo habría creído... y el caso es que ayer, el 6 de febrero de 2010 estuve más de 20 observando R Leporis.

Y, ¿qué tiene de particular esta estrella que la diferencia de todas las otras?... Este es el dibujo que hice a 50x con mi SC de 127mm desde un lugar con una contaminación lumínica moderada:

Su descubridor fue John Hind en 1845, el cual anotó que "... se asemeja a una gota de sangre en el fondo del cielo." Y realmente, considero esta comparación de lo más acertada.

R Leporis, también conocida como “Hind’s Crimson Star” (La estrella Carmesí de Hind), es una estrella variable situada a unos 1.100 años luz de distancia que oscila de la magnitud 5,5 a la 11,7. Es decir, que pasa de ser una estrella fácilmente observable con prismáticos a ser prácticamente un fantasma para telescopios de abertura modesta.

Es una variable de tipo “Mira”, de un período de aproximadamente 427 días y que se enmarca en la familia de las estrellas de carbono, estrellas que se caracterizan por ofrecer un marcado color rojizo...Pues bien, R Leporis tal vez sea la estrella de carbono más “roja” que podemos llegar a observar. Su tipo espectral es muy poco común: C6lle.

En la web de la American Association of Variable Stars Observers (AAVSO) podemos encontrar las estimaciones de brillo más actuales, con las que sabremos si nos resultará más o menos asequible su observación:

http://www.aavso.org/apps/webobs/results/?star=R+LEP&num_results=200

Para hacer una estimación a “grosso modo” del brillo de R Leporis tenemos la ventaja que en el campo a 50x encontramos cuatro estrellas de comparación que nos resultarán muy útiles, ya que presentan magnitudes bastante significativas: 7,37 – 9,06 – 10,00 – 11,53:

Durante mi observación del 6 de febrero me dio la impresión que R Leporis brillaba un poco más que HIP23129 (7,37)... impresión que parece acertada, ya que más tarde comprobé en la web de la AAVSO que para el 4 de febrero se le asignó una magnitud de 7,1.

Hay que hacer mención que parece ser que cuanto más cerca está de su máximo, menos pronunciado se aprecia su color rojo... sin embargo ayer esa extraordinaria gota de sangre me dejó hipnotizado durante varios minutos...

Al final, saliendo de la contemplación, hice una foto de la estrella con mi cámara DBK, colofón ideal para un rato de observación sensacional:

Podemos encontrarla en estas coordenadas:

AR: 4h 59,6m
Dec: -14º 48'

No sé si es necesario decirlo, pero recomiendo que a poco que se pueda se observe esta preciosa variable... seguro que se recordará la experiencia durante mucho tiempo.

6 comentarios:

  1. Hola Óscar, al igual que he hecho en el foro Hubble por tu explicación de Beta Monocerotis, te felicito por la explicación de R Leporis, y por todo tu blog, que me parece muy bien hecho y muy interesante, por tus textos, tus dibujos y tus buenas fotos. Te doy mi sincera enhorabuena.
    Tu blog queda entre mis "favoritos" para visitarlo regularmente.

    Saludos.
    Eduardo2.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Eduardo. Mucho de lo que he aprendido lo he hecho en el foro de la AAH, y me gusta pensar que con mi blog puedo ayudar un poco a los que se sienten atraídos por la astronomía.

    Pero lo mejor es compartir experiencias con todos vosotros :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Jo, qué gozada de post... este es de los que dejan huella...

    Gracias por compartirlo!!!
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  4. Gracias Leo,

    Nada de lo que pueda haber puesto sustituye a la impresión que te llevas cuando la ves a través del ocular... una verdadera joya.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Anoche estuve yo observandola tambien. Cada vez que monto los prismáticos le tengo que echar un vistazo a R-Leporis, es visita obligada y no se por qué.
    Cierto es que a traves de los prismáticos a 28x no se ve asi de roja, se vé mas anaranjada pero igulamente impresiona por la diferencia tan abismal con las estrellas de su entorno.

    Enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
  6. Hola Gordinflas,

    Muchas gracias por el comentario.

    La cuestión de la percepción de colores en las estrellas siempre ha sido un tema muy peculiar. Un buen ejemplo de ello son los reportes de observación de dobles que hacemos en el foro de la AAH. Lo más normal es que en contadas ocasiones coincidamos todos en la percepción de un color determinado.

    Supongo que debe ser debido a la sensibilidad cromática de cada uno. Yo no tengo demasiada, sin embargo, algo que he aprendido con el tiempo es que a la hora de percibir los colores de una estrella, lo mejor es anotarlos la primera vez que ponemos el ojo en ella, y a partir de aquí, darle rápidos vistazos y no fijar muchos segundos la vista en ella. De lo contrario, al final no sabemos si es amarilla... o azul... o "verde" :)

    Sea como sea, tienes razón, una vez la has descubierto es de visita obligada... y nunca decepciona.

    Saludos

    ResponderEliminar