sábado, 23 de enero de 2010

M44 - Cúmulo abierto en Cancer

Cuando observo estrellas dobles, una de las cosas con las que más disfruto es con el magnífico contraste de colorido que llegan a ofrecer algunos pares... Albireo, Almach, Ras Algethi, Eta Cassiopeiae... son algunos ejemplos. Pues bien, observar M44 puede provocar un preocupante empacho cromático a quien lo observe...

M44 es un brillante y poblado cúmulo abierto en la constelación de Cancer que se encuentra situado a unos 577 años luz de distancia. Es conocido como el Cúmulo de la Colmena (Beehive Cluster) o del Pesebre (Praesepe).

Es realmente extenso, por lo que me atrevería a decir que su mejor observación es la que se hace con prismáticos, cosa que lo convierte en un objeto ideal para cualquiera que quiera iniciarse en la observación del cielo y sólo disponga de unos binoculares.

Ayer por la noche, en una de las pocas treguas que nos está concediendo el tiempo estos dos últimos meses pude echarle un vistazo y disfrutar como un niño con su observación.

Como ya he comentado, su mejor vista se consigue a través de prismáticos, con lo que cogí mis Celestron SkyMaster 15x70 y apunté hacia Marte, que me apareció como una potente bolita brillante y anaranjada... y de allí, fui desplazándome a unos 6º hasta que apareció majestuoso M44, un verdadero enjambre de estrellas que ocupaba una buena parte del campo de visión de mis prismáticos.

No tenía el trípode a mano para sostener los binoculares, así que decidí cambiar de instrumento y apuntar mi telescopio SC de 127mm con el ocular de 25mm (añadiendo un reductor de focal de 6.3) hacia M44. Ya sé que no es lo mismo, pero el cúmulo continúa ofreciendo una acentuada espectacularidad: por todo el campo del ocular aparecen dispersas de manera anárquica un buen número de estrellas de diferentes colores. Las veo amarillas, anaranjadas, azuladas, blancuzcas...

Además del colorido, disfruto un buen rato organizando las estrellas en tríadas, parejas, “solteras”... y me quedo un poco sorprendido al descubrir que existen zonas “oscuras”, que contrastan perfectamente con las zonas superpobladas de estrellas... Una de estas zonas oscuras se puede apreciar en la parte superior del dibujo que hice a 32x:

Un cúmulo que es una verdadera maravilla y que debe ser de visita obligada a todos aquellos que quieran disfrutar de los objetos más espectaculares que nos ofrece el cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada