viernes, 15 de julio de 2011

M89 y M90 - Dos galaxias de Virgo en el mismo campo del ocular

M89 y M90 son dos galaxias que podemos encontrar en la constelación de Virgo y que, al estar separadas por unos 40’, pueden verse en el mismo campo del ocular a bajos aumentos.

La noche del 1 al 2 de abril de 2011 apunté mi telescopio SC de 127mm hacia estas dos galaxias. A 50x la panorámica es realmente bonita, ya que M89 se puede ver con una forma redondeada bastante marcada, mientras que M90, aparece extensa y ovalada. Curioso efecto, ya que M89 es realmente una galaxia elíptica y M90 es una galaxia espiral. Ambas se encuentran a unos 55 millones de años luz de distancia y son miembros del Cúmulo Galáctico de Virgo.

De todas maneras, a la hora de dibujar las galaxias prefiero forzar un poco los aumentos y continuar disfrutándolas por separado.

M89 a 78x:


Después de observar a 50x he encendido la linterna para anotar algunas impresiones y, a continuación, he puesto el ocular Nagler de 16mm (78x) para centrarme en M89. En un primer momento, parece una estrella desenfocada, no demasiado definida. A medida que vuelvo a adaptar la vista a la oscuridad la galaxia se muestra mucho mejor. Presenta un núcleo perfectamente marcado aunque no excesivamente brillante (que es lo primero que he percibido) envuelto en un pequeño halo que va difuminándose rápidamente. Sin ser una galaxia pequeña, no puede considerarse demasiado extensa.

M90 a 78x:


M90 presenta un núcleo muy marcado, pequeño, condensado… en un primer momento, casi puntual. Poco a poco, voy adaptando la vista y aparece un halo ovalado muy extenso. Me cuesta percibirlo, de hecho, a la que enciendo la linterna para tomar notas y dibujar, me desaparece por completo y necesito un minuto para volver a verlo.

La forma ovalada es un tanto irregular, sin embargo, con mi abertura esto no deja de ser una “intuición”. Complicada y exigente, pero bonita.

Como con todas las galaxias que he observado en las constelaciones de Virgo y Coma Berenices, me queda esa sensación agridulce. Por un lado, estoy contento por haber podido observarlas con la abertura de 127mm; pero por otro lado, pienso en cómo las vería con el telescopio de 235mm… En concreto, M89 y M90 seguro que deben ser realmente espectaculares... Es lo bueno de la astronomía, siempre quedan objetivos que conseguir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada