lunes, 4 de julio de 2011

M49 - Galaxia en Virgo

De entre todas las galaxias que podemos encontrar en las constelaciones de Virgo y Coma Berenices, M49 es una de las más asequibles para telescopios de poca abertura, no en vano está considerada la más brillante del Cúmulo Galáctico de Virgo. Está situada a unos 55 millones de años luz de distancia y podemos localizarla en la constelación de Virgo.

Con un diámetro de 160.000 años luz… casi nada… M49 está considerada como una galaxia elíptica gigante y se cree que en su centro se encuentra un agujero negro supermasivo.

La noche del 1 al 2 de abril de 2011 apunté hacia ella el telescopio SC de 127mm y dibujé lo que veía a 78x:


Estas son las notas que tomé:

“M49 parece encontrarse completamente aislada en el cielo, ya que a su alrededor no veo ninguna estrella especialmente brillante. De hecho, he necesitado adaptar bastante la vista a la oscuridad para poder percibir las estrellas que he dibujado. Pero esto que en principio podría considerarse como un inconveniente, en la práctica no lo es tal, ya que permite que el brillo de la galaxia no se vea canibalizado por ninguna estrella y pueda acaparar toda mi atención.

Es curioso. La noto con un aspecto granulado. Ya sé que esta descripción no es la típica que se da de una galaxia, pero sinceramente, es lo que me sugiere.

Mirando de reojo y fijándome, veo que hay una estrellita (a la derecha en el dibujo) casi en el límite exterior de la galaxia. Supongo que debe ser una estrella superpuesta –más adelante leo que el primero en percatarse de su presencia fue John Herschel- y no se trata de una supernova… aunque lo parece. Supongo que este pensamiento me viene a la cabeza de manera inconsciente después de lo bien que lo pasé observando mi primera supernova: SN2011B.

Me centro de nuevo en la galaxia y compruebo que la zona granulada que comenté al principio, corresponde realmente al núcleo de la galaxia, que presenta una forma claramente redondeada, que se ve envuelto por un halo muy tenue, pero muy extenso”.

Una galaxia muy agradecida que merece que le dediquemos un buen rato, intentando exprimirla al máximo. Al principio, ni veía la estrellita que acompaña en perspectiva M49 ni su halo. Con paciencia y una mejor adaptación a la oscuridad esta galaxia me ha ido revelando sus secretos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada