sábado, 25 de febrero de 2017

NGC3132 - La Nebulosa del Anillo del Sur en Vela

Después de mucho tiempo, la noche del 17 de febrero de 2017 pude volver a disfrutar de mi SC de 235mm en los cielos oscuros de mi pueblo.

La verdad es que ya tenía ganas. La preocupaciones del día a día se relativizan bajo un cielo estrellado y uno recupera fuerzas observando las bellezas que nos ofrece el Cosmos.

Empecé la sesión un poco tarde, prácticamente a medianoche, pero sólo las nubes hubieran evitado que sacara el telescopio. Y puede decirse que empecé valiente. Hacía tiempo que tenía ganas de echarle un vistazo a NGC3132, una nebulosa planetaria de la constelación de Vela que se conoce como la nebulosa del Anillo del Sur y que a menudo se compara con M57.

Con una magnitud de 9,4 y unas dimensiones de 84”x53” todo indicaba que me encontraba ante un objeto fácil, pero no todo es lo que parece. Desde mi latitud esta planetaria no se eleva demasiado respecto al horizonte y esa noche, sin ir más lejos, la tenía a tan sólo unos 7º por encima de él.

Un verdadero reto.

Carta generada con Cartes du Ciel
Por suerte la noche acompañaba y el horizonte se mostraba bastante diáfano, así que cuando apunté el telescopio hacia donde debería encontrarse la planetaria, con el ocular de 25mm (94x), la pude ver a la primera.  

En un campo estelar poco poblado, una estrella de la décima magnitud aparece envuelta de una nebulosidad muy tenue, vaporosa, con una forma redondeada.

Es un comienzo prometedor, pero conviene forzar aumentos. Utilicé el Televue Delos de 14mm (168x) y NGC3132 mejoró bastante. De todas maneras, tuve que añadir el filtro OIII y tener bastante paciencia adaptando lo mejor posible la vista a la oscuridad para poder llegar a percibir algún detalle.



Utilizando la visión lateral empecé a notar su aspecto anular. Costó, pero por momentos percibí un halo más débil en la parte que rodea la estrella central que asimismo se encuentra envuelto por otro halo más marcado.

El anillo no resultaba tan obvio como en el caso de M57, por lo que me atrevería a decir que la comparación entre estas dos planetarias me parece un poco osada. De todas maneras es muy posible que esta impresión esté muy condicionada por la poca altura que alcanza la planetaria desde mi lugar de observación, y lo más probable es que desde latitudes más favorables dé mucho más juego.

Otro detalle que percibo es que la noto no tan redonda como al principio, sino un poco ovalada.

Acabé forzando más aumentos con el ocular de 10mm (235x), pero aparte de aumentar de tamaño, no significó ninguna mejora adicional.

Con ello di por concluida la observación de esta planetaria. Muy satisfecho por el resultado, ya que no esperaba que pudiera sacarle tanto jugo debido a su gran hándicap: la poca elevación respecto al horizonte. Ah, y se me olvidaba decir que se encontraba en la parte del cielo donde las luces de las ciudades costeras levantinas inciden con su contaminación lumínica. Sin duda, una nebulosa planetaria que merece la pena visitar.

Situada a unos 2.000 años luz de distancia NGC3132 fue descubierta el 2 de marzo de 1835 por John Herschel, el cual la definió como un “objeto muy extraordinario”, y eso que no tuvo la suerte que tenemos nosotros de poder verla fotografiada por el Hubble:

Credit: Hubble Heritage Team (STScI/AURA/NASA/ESA)
Y si nos fijamos, en esta fotografía podemos observar que la estrella de magnitud 10 que pude disfrutar en visual tiene una compañera mucho más débil, compañera que es la causante verdadera de la nebulosa, y no la más brillante como pensé durante mi observación y se pensaba antes que fuera descubierta por Lubos Kohoutek y Svend Laustsen desde el Observatorio Europeo Austral en Chile en la década de los 70 del siglo pasado.

Se considera que lo más probable es que ambas formen un par físico.

La nebulosa planetaria es relativamente joven, ya que su estrella central, actualmente brillando con una magnitud 16,5, empezó a expulsar las diferentes capas gaseosas que la forman hace unos 10.000 años. Como se aprecia en la fotografía su estructura es muy compleja, pero estos detalles quedan fuera del alcance de nuestra observación en visual.

Esta estrella era similar a nuestro Sol, por lo que resulta otro aliciente más para visitarla… estaremos viendo el futuro que nos espera en nuestro Sistema Solar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada