viernes, 19 de agosto de 2016

Mons Rümker

En ocasiones podemos observar la Luna de tal manera que a uno le da la sensación de estar orbitándola en una nave.

Cuando la posición de la Luna y la disposición óptica que utilizo me permiten disfrutar de esta experiencia, para mí son momentos que me proporcionan vistas de extraordinaria belleza.

El 15 de agosto de 2016 coincidía con una de esas ocasiones y no desaproveché la oportunidad de dar un paseo por el terminador en el décimo tercer día de lunación.

Mientras estaba “sobrevolando” la zona de Aristarchus, reparé que casi en la línea del terminador había una formación muy peculiar. Tal como le estaba dando la luz solar destacaba de forma casi tridimensional.

No pude aguantarme y abrí el Virtual Moon Atlas. Busqué la zona en cuestión y vi que se trataba de Mons Rümker.


Virtual Moon Atlas
Imposible plasmar sobre el papel lo espectacular que se apreciaba a través del ocular.


Surgiendo por entre la lava del Oceanus Procellarum, una sombra aislada en un paraje basáltico, que por efecto de la perspectiva parece dar, como comentaba antes, un aspecto tridimensional a la Luna. Es espectacular. La cercanía de Aristarchus eclipsa a Mons Rümker, pero sin duda, observado en el momento adecuado, su magnificencia es indiscutible.

Mons Rümker es un paraje de origen volcánico formado por un conjunto de domos lunares que se extiende a lo largo de unos 70 km y que sus zonas más elevadas no superan los 1.100m. Es la formación volcánica conocida más extensa de la Luna.

Se han contabilizado unos 30 domos, algunos de ellos con pequeños cratercillos en su parte superior.

Con el SC de 127mm tan sólo fui capaz de ver la elevación que surge del océano de lava y la sombra que proyectaba. No sé si con mi SC de 235mm sería capaz de distinguir algunos de estos domos que forman Mons Rümker, pero independientemente de lo que pueda percibir con mayor abertura, tan pronto tenga ocasión volveré a observar este rincón lunar.

No quise dejarlo sin hacer una foto de familia junto a Aristarchus. Tampoco conseguí el efecto que disfrutaba en visual, pero creo que por lo menos dará una idea de lo que he comentado.


Gracias a la sonda Kaguya, podemos acercarnos un poco más a esta preciosa zona:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada