viernes, 3 de junio de 2016

Cuatro dobles en Hydra

No era la mejor noche para observar. Me encontraba en Barcelona, con la contaminación lumínica que ello implica, una turbulencia atmosférica bastante acusada y con todavía cierta claridad diurna.

Si todo esto no fuera suficiente, además de echarle un vistazo a Júpiter, tenía previsto visitar cuatro dobles de la constelación de Hydra, que para colmo de males, se encontraba a poca altura respecto al horizonte sur-suroeste.

Pero como sabrá todo aquél aficionado a la astronomía, cuando se lleva mucho tiempo sin poder disfrutar de una noche de observación, cualquier ocasión que se presente, aunque las condiciones no acompañen demasiado, es bienvenida.

De manera que en este 1 de junio de 2016, hacia las 20h 25m T.U., monté el SC de 127mm y apunté hacia la primera doble que tenía en la lista:

1- STF1255



Una doble fácil de desdoblar, asequible para cualquier telescopio. A 50x ya la veo perfectamente desdoblada, pero prefiero forzar un poco más los aumentos con el Delos de 14mm (89x) para disfrutar de una separación más cómoda, y por qué no decirlo, para disfrutar de este ocular que me compré hace unos meses y que tan poco he podido utilizar.

Estoy contento con el generoso campo que muestra, aunque para la observación de dobles este aspecto no importa demasiado, y también estoy satisfecho con el buen contraste que ofrece.

Pero centrémonos con la doble. Es una lástima que se encuentre tan cerca del horizonte, algo menos de 20º, y se vea afectada por la turbulencia atmosférica. Pero a pesar de todo, puedo apreciar una componente principal de color amarillo pálido acompañada a cierta distancia por una secundaria de brillo claramente inferior y de un color azul celeste poco marcado.

A medio grado al Oeste, entra en el mismo campo la potente Delta Hya, de magnitud 4,1. Otra doble pero más exigente, ya que su compañera brilla sólo con magnitud 11 separada por 2,6”.

2- STF1270



A 50x la veo con forma de hormiga, que después de estar un rato concentrado, se convierte ya en dos puntitos separados. Pero sin duda, precisa más aumentos.

Con 89x ya no resulta tan problemático separarla, aunque sin duda, su cercanía al horizonte (14º), esta noche la penaliza sin piedad. Con todo, la vista a estos aumentos resulta muy atractiva.

Fuerzo un poco más con 166x, y aunque decido dibujarla con estos aumentos, tengo que reconocer que la turbulencia la afecta de manera terrible. La verdad es que estoy convencido que con mejores condiciones de observación, esta doble sería excepcional, pero esta noche resulta complicada.

Dos componentes blanquecinas con una diferencia de magnitud que se percibe sin excesiva dificultad.

3- STF1347



Componentes azuladas, aunque bastante paliduchas. Gracias a su generosa separación quedan perfectamente desdobladas a 50x. La magnitud de diferencia también se aprecia de forma evidente, sin dejar ninguna duda sobre cuál es la componente más brillante.

Fijándome un poco, tal vez diría que la componente principal presenta un azul tendiente al blanco, mientras que la secundaria un azul celeste muy delicado.

A 89x mucho mejor, ahora su vista me sugiere dos ojos que me están observando, impresión que se ve reforzada esta noche con mi SC de 127mm al verla en una perfecta posición horizontal, como muestro en la ficha, en el generoso campo del ocular Delos de 14mm.

4- Tau 1 Hya – HJ1167



Con una más que generosa separación, esta doble es ideal para pequeños telescopios, de manera que con mi SC de 127mm, utilizando el ocular de 25mm (50x), es más que suficiente para disfrutar plenamente de una principal de un color blanco casi inmaculado, muy brillante, y de una secundaria con una tonalidad amarillenta, que aguanta bastante bien el tipo a pesar de la gran diferencia de magnitud que existe entre ambas. Una doble fácil, cómoda y con gran presencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada