martes, 8 de diciembre de 2015

M110 - galaxia en Andromeda con el SC de 235mm

El pequeño inconveniente que supone un campo de visión reducido cuando se observa la galaxia de Andrómeda (M31) con un telescopio de 235mm, se convierte en una ventaja cuando vamos a observar su galaxia satélite M110, ya que a pesar de lo próximas que se encuentran una de otra en el cielo, podemos dejar fuera del ocular a la sensacional e inigualable M31 y centrarnos en M110.

Esta galaxia tiene la rémora de ser vecina de M31, porqué siempre será motivo de comparación. Y a decir verdad, es muy injusto. De encontrarse situada en otro lugar del cielo, M110 sería valorada por lo que realmente es, una galaxia espectacular y asequible a todo tipo de instrumentos.

Hasta me atrevería a dar un consejo, que reconozco que nunca he seguido… y es que cuando tengamos intención de observar las galaxias que nos ofrece la constelación de Andrómeda, empecemos por visitar a M110 y dejar para más tarde el plato fuerte que constituye M110. Un buen consejo, pero como digo, la tentación por no seguirlo es muy fuerte.

Aladín Lite

La noche del 9 de octubre de 2015 reunía las mejores condiciones observacionales que a día de hoy, me puedo permitir: cielos rurales, SC de 235mm, sin nubes, sin Luna, temperatura agradable y buena estabilidad atmosférica. Así que me animé a visitar a M110.

Esta galaxia se encuentra enmarcada en un bonito campo estelar y se presenta con una parte central muy brillante, extensa y con una forma marcadamente ovalada. De hecho, esto es lo primero que veo de ella, y si no fuera porqué la noche lo permite, también sería lo único que vería.

Pero adaptando la vista lo mejor que puedo a la oscuridad y utilizando la visión lateral, puedo percibir un halo que envuelve el núcleo más brillante, muy tenue y delicado. Prácticamente se mimetiza con el entorno a la galaxia donde reina ya la oscuridad.

Es necesario concentrarse en él para no perderlo de vista, pero en conjunto, la observación de M110 nos permite pasar un buen rato, relajados y sin tener que forzar excesivamente la vista para exprimirla al máximo.

Este es el dibujo que hice de ella:



Según las últimas estimaciones M110 se encuentra a una distancia de unos 2,5 millones de años luz, presenta un diámetro de 16.000 años luz y en la actualidad está clasificada como una galaxia esferoidal enana, aunque tradicionalmente se ha considerado elíptica.

Fue descubierta en 1773 por Messier, aunque nunca fue incluida por él en su catálogo. No fue hasta 1967 cuando a sugerencia de Kenneth Glyn Jones, se incluyó en el catálogo Messier como M110, convirtiéndose en el último objeto añadido.

Si disponemos de un telescopio adecuado y unos cielos oscuros, podemos plantearnos el reto de cazar visualmente algunos cúmulos globulares pertenecientes a M110. El más asequible de todos ellos es G73, en las coordenadas AR 0h 40m55,6”; Dec. +41º 41’ 32” y que brilla con una magnitud de 14,9.

Una buena referencia para su localización es la estrella TYC2805-1064-1 (HIP3223), que brilla con magnitud 9,3 y se encuentra a tan sólo 2,4’ de él.

Aladin
En mi caso, será en otra ocasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada