viernes, 6 de noviembre de 2015

NGC6884 (=NGC6766) - Planetaria en Cygnus

Después de deleitarnos con los objetos más espectaculares de la constelación de Cygnus, que no son pocos, podemos ir a buscar algún tesoro escondido, como podría ser la nebulosa planetaria catalogada como NGC6884.

No es objeto fácil para quien no tenga experiencia a la hora de localizar planetarias de tan pequeño tamaño, NGC6884 sólo ocupa unos 6”, aunque la magnitud visual de 10.9 que presenta, la hace perfectamente asequible.

Cuando vayamos a localizarla podemos detenernos un momento con nuestros prismáticos, o con bajo aumento, en una tríada estelar formada por Omicron 1 Cygni, que presenta un color anaranjado muy llamativo y brilla con magnitud 3,8; 30 Cygni, blanco-azulada y magnitud 4,8; y la más débil de las tres, la 31 Cyg B (HD192579) de magnitud 7,0.

Estas tres estrellas, a pesar del bonito contraste que nos ofrecen, no están relacionadas físicamente entre ellas, sino que su proximidad es fruto de nuestra perspectiva. De hecho, se encuentran a 883, 1375 y 610 años luz de distancia respectivamente.

Pero además de disfrutar de su visión, estas tres estrellas nos pueden servir de referencia a la hora de localizar a NGC6884, ya que se encuentra a unos 37’ al Oeste de ellas.

Carta Generada con Cartes du Ciel

La noche del 19 al 20 de agosto decidí apuntar hacia esta planetaria, ya que las condiciones de observación eran realmente favorables: cielos oscuros, estabilidad atmosférica y mi SC de 235mm.

Después de echarle un último vistazo a Omicron 1 Cygni y compañía con el ocular de 25mm (94x), localizo la zona donde debería estar NGC6884, y como ya me esperaba, me quedo con cara de póker al comprobar que no veo ni rastro de ella. No soy capaz de identificar y/o diferenciarla del resto de estrellas.

Decido subir los aumentos y sustituyo el ocular por el Nagler de 16mm (146,88x) y concentrarme un poco en lo que estoy haciendo.

El campo que me ofrece de 33’ es rico y bastante poblado, aunque bien es cierto que no incluye ninguna estrella especialmente brillante. Es al cabo de unos instantes cuando descubro por fin una candidata, que me parece que más o menos presenta una magnitud similar a la que espero en la planetaria.

Y ahora es cuando viene la prueba de fuego. Voy a utilizar el filtro OIII, y con él me van a desaparecer las estrellas más débiles del campo. Si la candidata no desaparece y aguanta el tipo, no hay duda, se trata de la planetaria.

Y efectivamente, después de adaptarme a la vista que me ofrece el filtro, compruebo que la candidata es, en efecto, la NGC6884.

La percibo como un redondel diminuto y vaporoso, que una vez quito de nuevo el filtro, ofrece un aspecto que si uno no tiene cierta experiencia en esta clase de objetos, le pasaría perfectamente por alto.

Este es el dibujo que finalmente hice de ella:



Como siempre en estos casos, el dibujo es un mixto entre la observación con el filtro OIII y sin él.

Un verdadero reto que pondrá a prueba nuestros cielos, nuestro equipo y nuestra capacidad de observación.

No existe unanimidad sobre la distancia exacta a la que se encuentra esta planetaria, variando entre los 4.600 y los 15.700 años luz. De todas maneras, podemos quedarnos con los 5.000 años luz que aparecen en la página de la ESA, donde también podemos encontrar una bonita fotografía de ella:

Credit: Howard Bond (ST ScI) and NASA/ESA

La estrella central es del tipo Wolf-Rayet, brilla con una magnitud de 15,2, y para hacernos una idea de lo que en realidad estamos viendo, comentar que los gases que la envuelven se están desplazando a una velocidad de 23 km/s

Para finalizar debemos tener presente que en el catálogo NGC, debido a una serie de errores de posicionamiento, resulta que NGC6884 y NGC6766 hacen referencia a esta misma planetaria, también catalogada como PK 82+7.1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada