miércoles, 21 de octubre de 2015

NGC7008 - Nebulosa planetaria en Cygnus con el SC de 235mm

NGC7008 es una nebulosa planetaria que ya había tenido ocasión de observar en 2009 con mi telescopio SC de 127mm, pero que, como tantos objetos, se había quedado relegada a unas notas y un dibujo, sin que hubiera vuelto a observarla.

Y de hecho, todo seguiría igual de no haber sido por un error de planificación que tuve la noche del 10 al 11 de agosto de 2015.

En lo que respecta a nebulosas planetarias de momento estoy intentando observar todas las que aparecen en el listado elaborado por Diego González, un total de 80 planetarias adecuadas a telescopios de pequeña-mediana abertura.

Ya me quedan pocas, pero las que todavía me quedan pendientes se resisten por algún u otro motivo. El caso es que para la noche que comento me apunté como objetivo observar la PK80-6.1, en la constelación de Cygnus.

El error vino al anotar las coordenadas para localizarla, ya que no seguí bien la línea del listado y acabé, sin darme cuenta, apuntando las de NGC7008, la nebulosa del Feto (Fetus Nebula), también en Cygnus.

Y como es habitual en mí, no busqué ninguna información más para que no me condicionara la observación. De manera que cuando dirigí el SC de 235mm hacia las coordenadas, pensaba que estaba observando la PK80-6.1 cuando en realidad, lo que estaba escrutando era la NGC7008.

Un error lamentable, pero que puedo sobrellevar mejor viendo que la historia de la astronomía está llena de ellos.

Lo mejor de todo es que, de esta manera, volví a observar la nebulosa del Feto, esta vez en una noche con excelentes condiciones atmosféricas, unos cielos oscuros y mi SC de 235mm, sin ningún tipo de condicionamiento previo.

Este es el dibujo que acabé haciendo de lo que veía a través del ocular Nagler de 16mm (146x), que si lo comparamos con el que hice con el SC de 127mm, se puede ver una de las razones del porqué me compré el telescopio de 235mm.



La observación de nebulosas planetarias desde un cielo oscuro y con un telescopio de generosa abertura es un mundo nuevo que se abre a los que venimos de telescopios más modestos.

Y teniendo en cuenta la peculiaridad de la nueva observación de NGC7008, transcribo literalmente las notas que tomé al respecto. No hay que olvidar que yo pensaba que me afrontaba a un objeto nuevo.

“Una planetaria muy interesante. Localizo la zona con el ocular de 25mm (94x) y me encuentro con un campo estelar muy atractivo, pero no veo por dónde puede estar la nebulosa.

Opto por utilizar el Nagler de 16mm (146x) y empezar a “trabajar” con este aumento y el campo que me ofrece (33’).

Lo primero que me llama la atención es una pareja de estrellas que supongo debe estar catalogada como doble (HJ1606), con una principal de un bonito color amarillento y una secundaria con cierta tonalidad azulada. Y con un poco de paciencia, a medida que la vista se va adaptando a la oscuridad, veo como va apareciendo una manchita de forma ovalada justo al lado de esta doble, que por lo visto, puede resultar como referencia ideal para localizar la planetaria.

De momento, sólo percibo un brillo uniforme, sin ningún detalle.

Continúo adaptando lo mejor posible la vista y llega un momento en que en el interior de la nebulosa percibo una tríada estelar que, estimo deben rondar la magnitud 13. Las veo con cierta comodidad, una prueba más de las excelentes condiciones de la noche, y realmente, disfruto con ello, no siempre se pueden percibir tres estrellas en el interior de una nebulosa planetaria. La duda que me queda es si están relacionadas con ella o si son un simple efecto de perspectiva.

Sea como sea, la impresión visual es fantástica.

Al mismo tiempo que estas tres, veo que van apareciendo otras componentes débiles en el campo del ocular, señal que los esfuerzos de adaptación a la oscuridad van dando sus resultados.

Decido continuar con la exploración y añado el filtro OIII en el ocular. Ante mi sorpresa, noto una zona más marcada que el resto en un extremo de la nebulosa, pero no queda ahí la cosa, una vez me centro en las nuevas condiciones de observación que me proporciona el OIII, me doy cuenta que en el lado opuesto de la planetaria también se aprecia una zona más marcada, aunque un poco más débil que la primera que he visto.

Por más que me esfuerzo no soy capaz de exprimirla más de lo que lo he hecho, pero no es ninguna queja, al contrario. Esta planetaria es de una gran belleza a través del filtro OIII. Dejando de lado el hecho que desaparezcan la mayoría de estrellas del campo, la nebulosa ofrece un aspecto de anularidad incompleta, ya que no acaba de cerrarse el anillo. Lo que sí se percibe claramente es una bipolaridad marcada y con gran detalle.

Un verdadero espectáculo”.

Ya con el dibujo realizado y las notas tomadas fui a buscar información sobre la planetaria PK80-6.1, pero para mi desconcierto, en todos los lados que consultaba, poco o nada tenía que ver con lo que yo había visto, y para colmo, en ningún sitio se hacía referencia de uno de los aspectos que consideraba más destacado de ella, que no era otra cosa que la tríada estelar que tan claramente había percibido en su interior.

Delante de tanto desconcierto decidí hacer la consulta en el foro de “Cloudy Nights”, donde muy amablemente, me hicieron ver que no había estado observando la PK80-6.1, sino que había revisitado, de manera inconsciente, la NGC7008, la nebulosa del Feto.

Aclarado ya el malentendido y comparando el dibujo que hice en 2009 con el que he hecho en 2015, tengo que reconocer que observar planetarias con el SC de 235mm es una maravilla.

NGC7008, descubierta el 14 de octubre de 1787 por William Herschel, se encuentra situada a unos 2.800 años luz de distancia y extiende sus gases de forma muy irregular por una zona que abarca unos 1,3x1 años luz. Su estrella central brilla con una magnitud de 13,2 y en el dibujo es la que se encuentra en la parte superior de la tríada que percibí en la nebulosa. Las otras que la acompañan son fruto de la perspectiva y brillan con magnitudes similares.

A nivel visual se muestra con una magnitud estimada de 9,9 y presenta un diámetro aproximado de 98”x75”.

No resulta sencilla de localizar, ya que se encuentra en una zona donde no hay estrellas brillantes de referencia. La estrella más cercana de referencia es la 51 Cyg, que brilla con una magnitud de 5,4. NGC7008 se encuentra  a unos 5º al Norte-nordeste de ella.

Carta generada con Cartes du Ciel

Y me gustaría acabar recordando la imagen de NGC7008 que salió publicada en el APOD del 25 de agosto de 2008, un bonito colofón a la rocambolesca historia de mi segunda visita a esta planetaria:

http://apod.nasa.gov/apod/ap080825.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada