viernes, 16 de octubre de 2015

NGC6778 - Planetaria en Aquila

Durante la noche del 10 de agosto de 2015, me había planteado como reto observar la nebulosa planetaria NGC6772. Costó, pero al final conseguí hacerme con ella. Sin embargo acabé un poco saturado debido al esfuerzo visual que supuso.

Así que decidí continuar con algo más asequible.

En la misma constelación del Aquila podemos encontrar otra planetaria, la NGC6778, que con su magnitud 11,9 y 20” x 40” de tamaño se presenta prometedora.

Carta Generada con Cartes du Ciel

Apunto mi SC de 235mm hacia NGC6778 y nada más poner el ojo en el ocular me encuentro con una planetaria pequeña, aunque muy bonita y asequible, que se encuentra enmarcada en un campo estelar que no se puede considerar de gran atractivo, pero sí es cierto que se encuentra con gran armonía con NGC6778.

Incluso sin el uso de filtros se puede apreciar perfectamente, y además percibo un color muy atractivo de tonalidad azulada/grisácea.

Su forma se presenta redondeada, y con un tamaño que en líneas generales me recuerda a NGC3242, el Fantasma de Júpiter.

Ciertamente es muy sugerente, sobre todo cuando las condiciones de observación de la noche son extrañamente ideales. Cielos oscuros, telescopio con buena abertura, estabilidad atmosférica contenida, gran transparencia del cielo, sin ninguna nube… si siempre fuera de esta manera…

Decido poner el filtro OIII y la planetaria se ve más marcada, pero sin ofrecerme más detalle que el que he podido observar sin él. Además, desaparecen la mayoría de las estrellas del campo, así que opto por quitar el filtro y dibujar lo que veo.



No está completamente claro quién fue el descubridor de NGC6778. En el New General Catalogue de 1888, Dreyer le asignó el descubrimiento a Albert Marth, quien la incluyó en el listado de objetos de cielo profundo que elaboró entre 1863 y 1865.

Sin embargo, el Dr. Harold G. Corwin Jr. en la página del NGC/IC Project, apunta que el objeto catalogado como NGC6785 y descubierto por John Herschel en 1825, es el mismo que NGC6778.

Sea como sea, lo realmente interesante de esta planetaria es lo que se ha podido descubrir de ella.

En un estudio elaborado por M. A. Guerrero y L. F. Miranda  publicado en enero de 2012 en la revista Astronomy & Astrophysics, se explica que NGC 6778 es una nebulosa planetaria que alberga una estrella central binaria con un periodo orbital muy corto, mostrando dos lóbulos bien diferenciados y numerosas estructuras menores.

En el estudio se presentan observaciones de nuevas estructuras que se asemejan a jirones que emanan de la región ecuatorial de la nebulosa, y nebulosidades con un núcleo brillante y cola que recuerdan la forma de un cometa.

La conclusión a la que llegan es que estas estructuras y la fragmentación del anillo y de los lóbulos evidencian la existencia de interacciones dinámicas muy fuertes en la nebulosa, y que ha podido verse alterada debido a un evento explosivo y a la formación de flujos de material a alta velocidad.

Según Martín A. Guerrero, "Mientras que el origen de los flujos colimados de alta velocidad hallados en muchas nebulosas planetarias es incierto, NGC 6778 representa un caso singular en el que estos flujos colimados sí pueden asociarse con la evolución en una fase de envoltura común de la estrella central binaria", y continúa, "Además, podemos decir que los distintos flujos de NGC 6778 han intervenido de forma crucial en la formación y evolución de esta nebulosa planetaria".

IAA/NOT
En definitiva, una muestra más de lo sugerente que puede llegar a ser una observación a través del telescopio cuando, además de disfrutar de lo que estamos viendo a través de él, sabemos lo que realmente estamos viendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada