martes, 13 de octubre de 2015

NGC6772 - Nebulosa planetaria en Aquila

Tres grados al Noreste de Lambda Aquilae encontramos NGC6772, una planetaria realmente exigente, que puede llegar a convertirse en el verdadero reto de observación de la noche.

Carta Generada con Cartes du Ciel

La dificultad no viene por su tamaño, ya que abarca 1,3’x0,9’, sino por su débil brillo.

Con una magnitud de 12,7 exige cielos oscuros y un telescopio de abertura generosa.

La noche del 10 de agosto de 2015 me encontraba disfrutando de una buena noche, con cielos oscuros y mi SC de 235mm, y me dije, esta es la mía. Así que decidí apuntar el telescopio hacia NGC6772.

Se podría pasar por encima de ella cincuenta veces, y no ser capaces de verla. Pongo el ojo en el ocular una vez localizada la zona donde se supone debería encontrarse tan sólo veo un discreto campo estelar.

Insisto con ello. Y esta vez, vuelvo a ver tan sólo un discreto campo estelar.

Y una vez más. Y se mantiene el, ya familiar, discreto campo estelar; pero de la nebulosas nada de nada. Empiezo a temer que mi búsqueda será un fracaso.

Pongo el filtro OIII y desaparecen la gran mayoría de las estrellas, hasta el punto que tengo que mover un poco el tubo para localizar una estrella brillante para refinar el enfoque.

Vuelvo a la zona de la planetaria y utilizando la visión lateral, veo un redondel muy difuso, tímido y que parece querer resistirse a mostrarse a mi escrutinio.

Pero por fin, ahí está NGC6772.

Una vez vista por primera vez, como suele pasar muy a menudo con esta clase de objetos tan difusos, ya se percibe un poco mejor, incluso, hasta con un poco de paciencia la noto sin el filtro OIII.

Finalmente, me animo a dibujar lo que veo:



El dibujo puede dar la sensación de que nos encontramos ante una planetaria fácil y espectacular, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, he disfrutado más en el momento de verla por primera vez, que no después intentando exprimirla al máximo para sacarle todo lo que me puede ofrecer.

Descubierta por William Herschel el 21 de julio de 1784, su estrella central de magnitud 18,7 está vetada a los que hacemos visual.

En definitiva, una planetaria que constituye un verdadero reto que exige cielos oscuros, telescopios de buena abertura y un filtro OIII.

El dibujo en bruto:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada