domingo, 5 de julio de 2015

M61 - Galaxia en Virgo con el SC de 235mm

El 1 de abril de 2011 tuve la ocasión de observar y dibujar la galaxia M61 que se encuentra situada en la constelación de Virgo con mi SC de 127mm:

http://laorilladelcosmos.blogspot.com.es/2011/06/m61-galaxia-en-virgo.html

Y al final de las notas dejé apuntado: “M61 es una de aquellas galaxias que, después de estar observándola un buen rato con mi telescopio de 127mm y llegar a un punto en el que dudo pueda sacarle más partido… me queda la extraña sensación de que es una galaxia que con más abertura, resultaría realmente espectacular”.

Pues bien, el pasado 8 de mayo de 2015 se me presentó la oportunidad de comprobar si mi impresión era acertada o no.

Desde cielos rurales oscuros y con el SC de 235mm apunté hacia M61 y, después de estar un buen rato con ella, pude confirmar que, efectivamente, esta galaxia, con las condiciones adecuadas, resulta un verdadero espectáculo.



Pero vayamos paso a paso.

Vale la pena estar unos minutos con el ojo pegado en el ocular, haciendo pantalla con las manos para evitar cualquier luz intrusa, sólo para ir viendo cómo, poco a poco, un puntito luminoso que en principio se percibe como una estrella desenfocada y que no es otra cosa que el núcleo galáctico, se va viendo envuelto a cada instante que pasa por un halo cada vez más marcado y extenso.

No veo brazos perfectamente definidos, o tal vez sí. Lo que percibo es una forma espiral que se aprecia de esta forma gracias a zonas más o menos oscuras que aparecen en el halo.

Cometo un error de principiante. Enciendo la linterna roja para dibujar el campo estelar, algo que hubiera tenido que hacer antes de tener perfectamente adaptada la vista a la oscuridad, y, como por arte de magia, me desaparece la galaxia, volviéndose a ver ese punto desenfocado que había percibido al principio.

Pero la recompensa de ver M61 con la vista adaptada es tan grande que no me importa repetir el proceso de nuevo.

Hablando del campo estelar en la que se encuentra enmarcada, no es que sea demasiado espectacular, pero algún aliciente podemos encontrar en él, como puede ser la estrella HIP60224 que se encuentra casi en los límites del campo y que ofrece un bonito color amarillo intenso. Brilla con magnitud 8,2 y tiene una clase espectral de tipo K1 III.

Y mientras estoy con la tarea, la sorpresa que después de tantos años observando por el telescopio, ya no lo es tanto. Veo pasar a velocidad endiablada un satélite artificial. Más tarde compruebo que tiene bastantes números de tratarse del Iridium69, que en esos momentos brillaba con una magnitud generosa de 5,0.

Al final creo que el dibujo consigue plasmar bastante bien lo que pude ver por el ocular, y permite, junto con el que hice con el SC de 127mm, tener una idea aproximada de lo que podemos esperar ver con una y otra abertura.



M61 no resulta demasiado complicada de localizar, primero por su magnitud de 9,7 y un diámetro de 6’ y segundo porqué disponemos de buenas referencias para encontrarla. Si localizamos la estrella doble 17 Vir, de magnitud 6,4 y nos vamos desplazando hacia 16 Vir (mag. 5,0), nos encontraremos a unos 50’ a M61.

Carta generada con Cartes du ciel

Está situada a 49,6 Millones de años luz y se extiende a lo largo de 94.000 años luz. Fue descubierta el 5 de mayo de 1779 por el sacerdote italiano Barnaba Oriani mientras estaba realizando el seguimiento del cometa C/1779 A1 Bode.

Messier también la vio de manera independiente la noche del 5 de mayo, pero la tomó por un cometa y no fue hasta el 11 de mayo de 1779 en que la identificó como “una nebulosa muy débil y difícil de percibir”.

Lo bueno de M61 es que da mucho juego tanto en telescopios pequeños como en los de mayor abertura, y desde cielos oscuros, con paciencia y unas condiciones de observación adecuadas, nos va a dejar un recuerdo imborrable.

Aladin Lite


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada