viernes, 29 de mayo de 2015

Fotografías del Triplete de Leo y de M51

Las noches del 21 y 22 de mayo de 2015 no disponía de mucho tiempo para dedicar a la observación y en ambas la turbulencia atmosférica era bastante molesta debido al viento moderado que soplaba.

Ante este panorama decidí intentar fotografiar dos objetivos que hacía tiempo quería intentar. La primera noche me centré en el Triplete de Leo, compuesto por M65, M66 y NGC3628. La segunda, la galaxia elegida fue M51.

Estoy empezando a desmoralizarme un poco con el tema de la astrofotografía. Estoy viendo que sin una implicación comprometida y la dedicación de muchas horas, no hay manera de mejorar mis fotografías. Y el problema es que, hoy por hoy, el tiempo que puedo dedicarle a la afición es realmente escaso. En todo caso, insuficiente para ir evolucionando de manera satisfactoria.

Para colmo, las pocas noches que puedo dedicar a la fotografía, me aparecen problemas por todos lados, unos que sé el porqué se producen y qué debería hacer para subsanarlos, o por lo menos minimizarlos; otros, sin embargo, resultan un verdadero misterio para mí, con lo frustrante que resulta.

Un ejemplo es la ausencia de color una vez apilo las imágenes que he tomado con el Deep Sky Stacker. No sé si es problema de la Nikon D5100, si es cosa de algún parámetro de configuración que se me escapa; o si es un problema del programa de apilado… o de su configuración; o si sencillamente, utilizando un sistema de guiado y aumentando el tiempo de exposición se apreciarían mejor los colores. Ni idea.

De todas maneras, a pesar de los lamentos, no puedo evitar sentir un poco de satisfacción al ver las fotos que conseguí de todas estas galaxias. No tanto por lo bonitas que sean, si no por el hecho de haberlas hecho yo. Cuando empecé con la afición hubiera firmado en cualquier parte poder sacar algo como esto, pero la naturaleza del hombre, para bien o para mal, es inconformista.

Este es el resultado de las dos noches con un procesado un tanto agresivo para resaltar los detalles de las galaxias:



Espero que llegue algún día en que pueda mejorarlas y las mire con tanto cariño como ahora miro los primeros dibujos que hice cuando empecé a observar con el telescopio.


***************

Actualización del 12 de febrero de 2016:

Hace unas semanas que me he bajado la versión de prueba del programa de proceso astrofotográfico PixInsight Core 1.8.

Como ya he comentado en unas primeras apreciaciones, el PI no es un programa demasiado intuitivo, y estoy viendo que la curva de aprendizaje no es nada sencilla. A pesar de ello, siendo consciente que me queda mucho por aprender, estoy muy contento con los primeros resultados. Dejo aquí la segunda práctica que he hecho con el programa, que no es otra que el procesado de la imagen que tomé de M51 el 23 de mayo de 2015:



Espero seguir mejorando, pero de momento, no me quejo en absoluto, creo que ha mejorado algo respecto al procesado que hice en su día.

***************

Actualización del 15 de mayo de 2016:

Y ya con algo más de experiencia, otro procesado de la misma fotografía.



4 comentarios:

  1. Ya quisiera yo poder hacer fotografías de lo que veo por el ocular, así que no desesperes que como tu bien dices lo importante es saber que las has hecho tu.

    Aunque si se me permite la observación en favor del dibujo astronómico, el "problema" de la fotografía es que hay aficionados que realizan tales obras de arte, que a los ojos de por ejemplo un internauta, no se aprecia diferencia entre esa fotografía y una realizada por el Hubble, pero en el caso del dibujo si que se aprecia la "mano del artista".

    No obstante, la dedicación y tiempo que le dedican los astrofotógrafos me parece encomiable.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Santos,

      Como dices, la dedicación y el tiempo que debe dedicarse a la astrofotografía es inmenso, y ver lo que algunos compañeros llegan a conseguir es realmente de admirar.

      Yo, por el momento, me contento con hacer algún primer pinito :)

      Hoy por hoy, disfruto más observando y dibujando.

      Saludos.

      Óscar

      Eliminar
  2. Joan Lluís Ferrer5 de junio de 2015, 23:37

    Yo, personalmente, he pasado muchas horas sacando fotografías o intentando sacarlas. Pero cuando tengo una noche excelente ante mí y se me plantea el dilema de si usarla en astrofoto o en observación visual, raras veces dudo: observación visual. De hecho, cuando estoy haciendo astrofoto con autoguiado, incluso cuando el equipo va bien y no da problemas, no puedo dejar de pensar: "lo que me estoy perdiendo ahora mismo"... Luego tal vez sale una foto chula y compensa tantas horas, pero el placer de una noche dedicada a observar en visual no tiene precio. Al menos, para mí.
    PD: Óscar, para sacar color a la imagen resultante del apilado en DSS, súbele un 15% la saturación al terminar el proceso. Y le das a aplicar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Joan Lluís, yo también, cuando estoy ante una buena noche, no tengo dudas, visual :)

      Probaré lo de la saturación con el DSS. Suelo hacerlo con posterioridad con el Photoshop, pero intentaré hacerlo a priori con el DSS a ver si tengo mejores resultados.

      Gracias y saludos.

      Óscar

      Eliminar