miércoles, 21 de enero de 2015

El cometa C/2014 Q2 - Lovejoy desde Barcelona

Realmente, el cometa C/2014 Q2-Lovejoy está resultando un espléndido visitante. Por lo único que puedo lamentarme es por no haber podido hacer un seguimiento de su andadura desde un lugar oscuro, pero no me quejo.

Estas Navidades pasadas pude cazarlo y disfrutar con él:

http://laorilladelcosmos.blogspot.com.es/2014/12/cometa-c2014-q2-lovejoy-el-29-y-el-30.html

http://laorilladelcosmos.blogspot.com.es/2015/01/cometa-c2014-q2-lovejoy-el-31-12-2014-y.html

La noche del pasado 17 de enero de 2014 me encontré con unas condiciones de observación excepcionales. Me encontraba en Barcelona, pero viendo la transparencia del cielo, al final me animé a sacar el SC de 127mm al balcón de casa e intentar disfrutar un poco de la afición.

Ya comenté la experiencia con la nebulosa de Orión (M42), con la que se puede hacer uno a la idea de cómo estaba el panorama. Y aprovechando que tenía el Lovejoy a tiro, no quise dejar la ocasión de echarle un vistazo, y realmente no decepcionó en absoluto.

Este es el dibujo que hice de lo que pude ver de él a 50x:



No me esperaba poder verlo tan bien, pero la atmósfera cristalina que ha quedado después de una entrada de aire frío, ha jugado, sin duda a mi favor.

Hace bastante frío, unos 4ºC, pero es un peaje que estoy dispuesto a pagar para poder ver el cometa en una noche que ni tan siquiera había pasado por mi cabeza el poder hacerlo. Como digo, la lástima es no disponer de cielos oscuros, pero como digo muchas veces, en esta afición tenemos que saber adaptarnos a nuestros condicionantes personales en cada momento.

En un principio me he colgado los prismáticos 15x70 al cuello y he estado dando una vuelta de manera aleatoria por el cielo que tengo a la vista, y ya con esto me podría dar por satisfecho. Pero una vez puestos, he ido a la caza del Lovejoy.

Primero apunto hacia Aldebaran, salto hacia las Hiades y de ellas a las Pleiades para, finalmente, a unos 8º al sur (dos veces el campo que me proporcionan estos prismáticos), percibir una bolita verdosa.

Confirmo con el programa Starry Night que el C/2014 Q2 se encuentra en las coordenadas AR: 3h 14,5m / Dec. +20º 24,2’, a una distancia de 0,540 UA y brillando con una magnitud de 5,07.

Animado, apunto el telescopio y a 50x, ya en un primer vistazo, sin tener que adaptar especialmente la vista, ya aparece el núcleo brillante del cometa. Y como no podría ser de otra manera, a medida que voy adaptando los ojos a la oscuridad… bueno, en Barcelona el concepto oscuridad debe tomarse con algunas reservas… voy percibiendo cada vez con mayor extensión el halo de tonalidad verde que envuelve el cometa.

En el mismo campo me aparece una estrella bastante brillante, que resulta ser la Zeta Arietis (mag. 4,8) acompañada por otras cuatro que rondan la magnitud 8-9.

Mientras estoy en ello recuerdo la experiencia de muchos aficionados que explican que cuando observan en condiciones de contaminación lumínica, como en este caso, se cubren la cabeza con una tela, manta o toalla para evitar la invasión lumínica que nos entra lateralmente entre el ojo y el ocular.

Nunca lo había probado, y tengo que decir que realmente mejora, tanto en comodidad de observación, como en percepción de detalles y estrellas más débiles. De hecho, las estrellas más débiles que aparecen junto al cometa, no las había visto hasta que me he puesto la manta encima. Y estamos hablando, por ejemplo de la TYC-1240-439-1, a la izquierda del Lovejoy en el dibujo, que brilla con magnitud 10,9. No está nada mal desde una ciudad como Barcelona (https://flic.kr/p/9gcFTj).

Eso sí, esto ha sido posible en una noche entre cientos.

Embriagado por el éxito y en el colmo del optimismo intento percibir la espectacular cola que emana del núcleo, pero por mucho que lo he intentado, no ha habido suerte. En algún momento me parecía ver algo, pero para ser sincero, creo que se debía más a la sugestión que no a una percepción real.

Para hacernos una idea del regalo que supone la presencia de este cometa, podemos echar un vistazo a las últimas fotografías aparecidas en la página del APOD:

http://apod.nasa.gov/apod/ap141225.html
http://apod.nasa.gov/apod/ap141231.html
http://apod.nasa.gov/apod/ap150117.html
http://apod.nasa.gov/apod/ap150121.html

A ver si tengo suerte y puedo volver a observarlo antes que empiece a perder brillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada