sábado, 19 de julio de 2014

NGC6284 - Globular en Ophiuchus

La noche del 21 de junio de 2014, aprovechando unos buenos cielos oscuros y mi SC de 235mm decidí visitar NGC6284.

Descubierto el 22 de mayo de 1784 por William Herschel este cúmulo globular situado a unos 49.900 años luz de distancia en la constelación de Ophiuchus, se extiende unos 6,2’ y brilla con una magnitud visual de 8,9.

Carta generada con Cartes du Ciel

Aprovechando que estamos por la zona, recomiendo no perderse 26 Ophiuchi, una excelente estrella doble de perspectiva, ideal para prismáticos, o para el buscador del telescopio, compuesta por una principal de magnitud 5,7 y clase espectral F2V, que veo con un color blanquecino; y una compañera que brilla con mag. 5,9 que con su clase espectral M3 II ofrece un bonito color amarillo-anaranjado que contrasta perfectamente con 26 Oph.

Presenta un ángulo de posición de 203º y una generosa separación de 404”. Lo que digo, ideal para prismáticos. Y una vez localizada, para quien no disponga de sistema “goto”, tan sólo deberá desplazar el tubo 1º al nordeste de 26 Ophiuchi para encontrar el globular NGC6284.



No es un globular especialmente grande en cuanto a tamaño, y a pesar de ello, ya con los oculares de 26mm y 16mm lo veo sin ningún problema. De todas maneras, es preferible forzar aumentos.

No me resulta fácil su observación, pero es posible que esta apreciación sea debida a las condiciones de la noche. El globular no se eleva demasiado encima del horizonte (calculo unos 20º) y la transparencia de la atmósfera tampoco es precisamente cristalina.

En un primer vistazo a 235x aprecio una bolita redondeada, menuda, algodonosa, no demasiado definida. Me tengo que concentrar para adaptar mejor la vista a la oscuridad para comprobar que su forma ya no es tan uniformemente redonda, sino que presenta unos límites poco concretos.

Intento resolver algunas estrellas de su núcleo, pero si tengo que ser sincero, no lo consigo. Tan sólo noto el típico crepitar estelar que ofrecen muchos cúmulos globulares que se encuentran en la fina línea que separa lo irresoluble de lo resoluble.

El núcleo percibo un poco más marcado que la periferia, no demasiado, pero sí lo suficiente como para diferenciarse.

¿Se puede ver NGC6284 mejor? Apostaría a que sí, pero con las condiciones de la noche, no he podido exprimirlo más. Intentaré volver a él, por lo menos cuando se encuentre un poco más alto en el cielo.

Aladín

Y para acabar, ya que estamos, no dejemos de visitar M19, un espectacular globular situado a 1,5º al sur de NGC6284.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada