sábado, 22 de febrero de 2014

Abell 12 - Nebulosa planetaria en Orion

La primera vez que observé el “Fantasma de Mirach”, una galaxia catalogada como NGC404, iba prevenido de la dificultad que presentaba a la hora de cazarla debido a que se encuentra situada junto Mirach (Beta And) cuyo potente brillo suele disimular la presencia de la galaxia. Pues bien, las dificultades que tuve con Mirach y NGC404 son un juego de niños frente a lo que me encontré con otra extraña pareja: Mu Orionis y la nebulosa planetaria Abell 12.


Carta generada con Cartes du ciel

Mu Orionis es una brillante estrella de magnitud 4,1 y clase espectral A1Vm que podemos localizar fácilmente tomando como referencia a Betelgeuse (Alpha Ori). No es una estrella cualquiera, ya que de hecho se trata de un sistema cuádruple formado por Mu Orionis A y Mu Orionis B, ambas por su parte binarias espectroscópicas. Lamentablemente se encuentran separadas por tan sólo unas décimas de segundo de arco, con lo que quedan fuera de nuestras posibilidades de observación telescópica.

Mu Orionis B orbita alrededor de Mu Orionis A cada 18,6 años, existiendo una separación media entre ambas de tan sólo 12,7 UA. Por su parte, Mu Orionis Ab, separada por 0,077 UA orbita Mu Orionis Aa en 4,447 días; y Mu Orionis Bb, separada por 0,078 UA de Mu Orionis Ba completa su órbita en 4,784 días.

Poder ver en vivo este sistema estelar debe resultar impresionante. Es una pena que en este caso sólo podamos valernos de nuestra imaginación.

Abell 12 es una nebulosa planetaria que encontramos visualmente a unos 2’ de separación de Mu Orionis. Presenta un tamaño de 37” y una magnitud de 12,0. Un verdadero reto observacional.

Antes de entrar en detalles de mi experiencia con esta planetaria me gustaría dejar constancia que esta vecindad es tan sólo efecto de la perspectiva. Las mediciones del satélite Hipparcos nos permitieron conocer que Mu Orionis se encuentra a 152 años luz de distancia, mientras que recientes estudios indican que Abell 12 se encuentra a no menos de 7.000 años luz de distancia.

Esta planetaria entró a formar parte de mi lista de objetos pendientes a observar gracias a una excelente fotografía tomada por Felipe Peña (Alfirk) y compartida en el foro Astrónomo.org. A lo largo de 2013 intenté varios días su caza, pero en todos ellos fracasé de manera estrepitosa, básicamente por no dedicarle el tiempo necesario y no ocurrírseme utilizar el filtro OIII, un fallo imperdonable en este objeto.

Un poco ya con la mosca tras la oreja en lo que respecta a la observación de esta planetaria, la ventosa noche del 1 de febrero de 2014 me propuse, sin demasiada confianza en el éxito, volver a probar con ella.

Las condiciones de la noche no acompañaban en absoluto. Mucho viento, con rachas que llegaron a los 80 km/h. Mucha sensación de frío, y digo sensación porqué de hecho llegamos a tener una mínima de 7ºC, pero mis manos heladas y pies entumecidos discrepaban un poco de este dato.

Pero ya que estaba todo preparado, finalmente apunté hacia Mu Orionis con mi SC de 235mm desde los cielos oscuros de mi pueblo. Con el ocular de 25mm (94x) se presenta un campo estelar muy rico, aunque las estrellas se ven afectadas por la turbulencia exagerada de la noche. Destaca sin lugar a dudas una potente Mu Orionis que percibo con un bonito color amarillento.

Decido forzar aumentos utilizando el Nagler de 16mm (146x) y de la planetaria, ni rastro. Subo a 235x y tampoco. Empiezo a resignarme cuando decido añadir el filtro OIII al ocular de 16mm. Como era de esperar muchas estrellas desaparecen del campo y lo mejor y más significativo es que el brillo de Mu Orionis queda bastante atenuado.

Pero continúo sin percibir a Abell 12.

Sin embargo, a medida que me acostumbro a la visión que me ofrece el filtro y utilizando visión lateral, me percato de la presencia de una zona de forma redondeada y algo irregular que destaca al lado de la estrella. Muy tenue y esquiva, pero ciertamente, presente. No puedo reprimir una exclamación de victoria después de confirmar que he podido cazar, después de mucho esfuerzo, a esta planetaria. Parece ser que con telescopios de abertura considerable puede verse con una estructura anular, pero en mi caso, el solo hecho de percibirla ya ha sido un éxito.

Este es el dibujo que hice. Normalmente no suelo hacerlo, pero en este caso he añadido el halo resplandeciente de Mu Orionis para intentar plasmar mejor lo que nos podemos encontrar cuando pongamos el ojo en el ocular para ver Abell 12:



Para quien sienta curiosidad sobre el catálogo Abell de planetarias dejo el enlace del listado que he elaborado de todas ellas (86 en total) en formato excel:

https://www.dropbox.com/s/j7pcm1rj9ixv5hm/Cat%C3%A1logo%20Abell%20de%20Nebulosas%20Planetarias.xls

De todas maneras me veo en la obligación de avisar que no son nada fáciles. Se trata de planetarias muy avanzadas, de poco brillo y difusas. Para muchas de ellas es necesario un telescopio de gran abertura y el uso de filtro OIII.

El catálogo fue confeccionado por el astrónomo estadounidense George Ogden Abell quien a partir de las placas tomadas por el “Palomar Sky Survey” fue enumerando una serie de objetos desconocidos hasta ese momento que identificó como nebulosas planetarias o sospechosas de serlo.

En 1966 fue publicado un artículo suyo que compilaba todo el trabajo realizado, “Properties of some old planetary nebulae”, que podemos encontrar en este enlace:

http://articles.adsabs.harvard.edu/cgi-bin/nph-iarticle_query?1966ApJ...144..259A&data_type=PDF_HIGH&whole_paper=YES&type=PRINTER&filetype=.pdf

Abell 12 es asequible, pero francamente, representa un serio reto tanto para nuestros instrumentos, las condiciones de la noche como para nuestras capacidades observacionales.

Aladin

7 comentarios:

  1. Tu blog es definitivamente una delicia. Debería leerlo cualquier sensible aficionado a la Astronomía. Gracias, y hasta pronto,

    Ramón García Durán
    mi nuevo blog: http://naturalezaindiscreta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ramón.

      Suerte con tu nuevo blog. Tus fotografías son espectaculares.

      Saludos.

      Óscar

      Eliminar
  2. Buena entrada como siempre y gracias por el catálogo, aunque para mi 130mm todo eso esta fuera de mi alcance pero espero poder observar algún día este tipo de objetos. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso,

      Las planetarias no son los objetos ideales para pequeños telescopios, salvo honrosas excepciones. Yo de hecho no he empezado a disfrutar bien de ellas hasta que me compré el SC de 235mm. De todas maneras, puedes intentar seguir (desde cielos oscuros) este listado elaborado por Diego González:

      https://docs.google.com/file/d/0B6NsT_aEGDTPYTI3NzY1NjktZDQ4Ny00ZmYzLWIwMGYtZTZmZjViOWQ0ZDQ5/edit?hl=en_US&pli=1

      Saludos.

      Óscar

      Eliminar
    2. Hola Oscar

      Gracias de nuevo por el listado, estas parecen más asequibles pero lo que tu dices, las planetarias requieren de telescopios con más abertura de todas formas intentare cazar alguna algún día de cielos muy oscuros por que a mi telescopio le pongo el OIII y se me oscurece mucho el cielo.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Enhorabuena Óscar.
    Es todo un éxito alcanzar esta nebulosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco,

      Una de las joyas que proponíais para febrero :)

      http://asociacionandromeda.blogspot.com.es/2014/02/4-joyas-para-ver-en-el-cielo-de-febrero.html

      Saludos.

      Óscar

      Eliminar