sábado, 25 de enero de 2014

NGC2420 - Cúmulo abierto en Gemini

Ya he comentado algunas veces que cuando me planifico la observación de un objeto que no haya visto antes prefiero no ver previamente fotografías ni dibujos de él, ni tampoco leer impresiones de otros observadores. De esta manera quiero evitar sentirme condicionado cuando pongo el ojo en el ocular y describir de manera sincera lo que realmente estoy viendo por el telescopio.

A veces esta manera de observar ha implicado que se me haya pasado por alto algún detalle interesante y peculiar, con lo que me veo obligado a volver a observar ese objeto otra noche para profundizar más atentamente en lo que nos puede llegar a ofrecer visualmente. Pero la mayoría de veces me permite anotar bastante fielmente lo que veo. Después disfruto comparando mis observaciones con las de otros aficionados viendo coincidencias o aspectos que me han pasado desapercibidos mientras que a otros les han llamado especialmente la atención, y al revés.

En este sentido siempre me han parecido curiosas las descripciones de los astrónomos que iban descubriendo el cielo hacia los siglos XVIII y XIX de objetos estelares que describían como nebulosidades. Pues bien, esta experiencia la tuve sin querer observando el cúmulo abierto NGC2420 en la constelación de Gemini.

Carta generada con Cartes du Ciel

Primero voy a transcribir las notas que tomé la noche del 6 de diciembre de 2013 observando desde cielos oscuros con mi SC de 235mm:

“Después de estar más de un cuarto de hora con este cúmulo, tengo que reconocer que me quedo con una gran duda. ¿He visto un cúmulo asociado a nebulosidad, o sencillamente un cúmulo formado por un gran número de estrellas débiles, extremadamente débiles que me dan esa sensación engañosa de nebulosidad?

Lo investigaré más tarde, pero a priori, si tuviera que apostar, diría que es un cúmulo abierto asociado a nebulosidad”.

Como más tarde explicaré, habría perdido miserablemente la apuesta. Pero sigo con mis anotaciones in situ:

“NGC2420 no es demasiado extenso ni especialmente brillante, aunque con pocos aumentos ya resalta de forma bastante orgullosa. Pero exige más aumentos, así que opto por dibujarlo a 146x. En un primer vistazo percibo una decena de estrellas que me recuerdan un ancla, pero a medida que voy adaptando mejor la vista a la oscuridad, utilizo la visión lateral y muevo un poquito el tubo, voy detectando más estrellas y la sensación de nebulosidad que comentaba antes va en aumento.

Por más que lo intento soy incapaz de resolver más estrellas que las que he dibujado.

Pongo el filtro UHC para intentar confirmar la presencia de nebulosidad, pero no me ofrece nada definitivo, la sensación de nebulosa asociada a un cúmulo abierto persiste, pero no se hace más marcada que sin el filtro, con lo que me continúan asaltando las dudas.

Otra cosa que me llama la atención es que de todas las estrellas que percibo con cierta claridad, noto colores azulados y amarillentos, nada homogéneo.

Realmente, NGC2420 es un cúmulo abierto muy interesante del que tengo muchas ganas de consultar observaciones hechas por otros aficionados”.


Y después del dibujo de lo que más o menos vi de NGC2420, esto es lo que he ido recopilando acerca de este cúmulo abierto.

En primer lugar confirmar que NO es un cúmulo asociado a nebulosidad, sino que es un cúmulo formado por, según unos estudios, 1.000 componentes esparcidas a lo largo de tan sólo 30 años luz; y según otros, por 300 en 15 años luz. Sea como sea, una altísima densidad estelar.

Descubrir esto me dejó un poco desanimado. ¿Estaré con la edad perdiendo facultades a la hora de observar? Sin embargo no tardé en volverme a animar leyendo en el libro “The Secret Deep” de Stephen James O’Meara que el autor había confundido NGC2420 con un cometa la primera vez que lo observó. Fue buscando cometas con el refractor de 9” del Harvard College Observatory en Cambridge, Massachusetts. NGC2420 en este sentido sería ni más ni menos que un serio candidato a ser incluido en el listado hecho por Messier de objetos que pueden ser confundidos con un cometa.

También me confirmó mis apreciaciones a pie de telescopio ver algunos dibujos del cúmulo hechos por otros observadores como Ferenc Lovró:

http://www.graphitegalaxy.com/index.cgi?showsketch=144

O este otro de Peter Mayhew:

http://bishnature.wordpress.com/2012/02/26/mars-secret-deep-galaxies-and-clusters/

NGC2420 es un cúmulo abierto descubierto en 1783 por William Herschel que se encuentra a unos 8.800 años luz de distancia, presenta una magnitud aparente de 8,3 y se extiende a lo largo de 6’.

La magnitud de sus estrellas abarca desde la 11 hasta la 18, razón principal por la que ofrece esta sensación de nebulosidad que a mí me engañó mientras lo estaba observando.

Es también uno de los cúmulos más viejos de nuestra galaxia, con una edad estimada de unos 2.000 millones de años.

Otra peculiaridad es que se encuentra a una distancia de unos 3.000 años luz por encima del núcleo galáctico. Dos son las hipótesis que se han planteado para explicar esta poco usual posición, ya que normalmente los cúmulos abiertos se encuentran en el núcleo de nuestra galaxia. Una es que fuera desplazado desde el disco galáctico debido a una interacción con un objeto masivo. La otra es que se formara en otra galaxia que fue absorbida posteriormente por la Vía Láctea.

Viendo que la mayoría de estrellas que lo componen son muy débiles no quiero terminar sin adjuntar esta imagen extraída de Aladín:

Aladin

Un cúmulo muy curioso y agradecido de observar, pero eso sí, exige unos cielos oscuros y un telescopio de buena abertura para exprimirlo al máximo.

2 comentarios:

  1. Muy interesante tu entrada, sobre todo porque coincide al milímetro con la observación que anoche hice de él, incluyendo el dibujo. En mis notas también pongo que se pueden ver "una docena de estrellas" dentro de lo que parece un enjambre difuminado de estrellitas más pequeñas. Veo que, casi al final de la entrada, justo después de los enlaces, te refieres a él como un cúmulo globular. ¿Será un error?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Joan Lluís, ha sido un lapus, ya lo he cambiado :)

      Realmente es un cúmulo abierto muy peculiar, y tengo ganas de volver a él si consigo disfrutar de una noche estable y bien oscura, a ver qué tal.

      Saludos.

      Óscar

      Eliminar