lunes, 7 de enero de 2013

Fotografiando M82 en Ursa Major

La noche del 4 al 5 de enero de 2013 fue la primera del año en la que pude sacar el telescopio. Cielos negros, buena abertura, turbulencia atmosférica aceptable, temperatura agradable (Aprox. 7ºC)… y un buen número de objetos observados y dibujados. Una noche completa con la que disfruté como un niño.

A punto ya de recoger el equipo y viendo lo fructífera que había sido la noche, decidí montar el reductor de focal Rf3,6 al telescopio de 235mm y acoplarle la Nikon D70S para intentar seguir experimentando con la astrofotografía. El objeto elegido fue la galaxia M82 en Ursa Major.

M82 es una de mis galaxias preferidas. Es muy asequible a todo tipo de telescopios y además puede aguantar bastante bien el tipo frente a una contaminación lumínica moderada. Además, su peculiar forma la hace muy atractiva cuando es observada a través del ocular.

La alineación no era demasiado fina, por lo que tuve que contentarme con exposiciones de 25 segundos. Al final realicé 35 tomas a ISO 1600, con 6 Darks y 4 Offset. Con esto me fui a dormir, y a la mañana siguiente con un café con leche bien calentito al lado me dispuse a procesar la imagen.

Y lo primero que saqué fue un poco… bueno… muy decepcionante:


Por suerte los foros de astronomía están llenos de gente dispuesta a echar una mano a los novatos y Luis Martínez (Kelvinator) en el foro de la AAH me puso sobre la pista del posible problema.

Algo tan tonto como una opción de configuración de la  imagen Raw en el programa de apilado DeepSkyStacker. Acabé seleccionando Interpolación AHD (tenía interpolación bilineal) y la cosa mejoró sustancialmente.

A continuación procesé con el PixInsight LE y acabé dando unos últimos retoques y recortando el campo de la foto con el Photoshop. Los pasos que seguí son los que expuse en el minitutorial de M27.

Pinchar en la foto para verla mayor
Ya digo que estoy empezando con la astrofotografía, y los resultados, comparados con lo que puede verse por la red no son nada del otro mundo. Incluso es probable que alguien con mejores conocimientos de procesado pudiera exprimirla mejor. Sin embargo, esta vez quedé muy contento con la imagen resultante.

Disfrutar de una agradable noche de observación viendo objetos que no había visto antes, tomando notas, dibujándolos y acabar inmortalizando fotográficamente una galaxia situada a unos 12 millones de años luz, me permite irme a dormir con una sonrisa de oreja a oreja y feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada