viernes, 30 de noviembre de 2012

Estrellas dobles en Andrómeda

En la constelación de Andrómeda podemos encontrar la estrella doble que es considerada por muchos como la más bella del cielo, Gamma Andromedae (Almach), pero su presencia no debe hacer que nos olvidemos de otras parejas de la zona que bien merecen una visita.

STF3042 impresionante a 50x, se ve delicadamente separada, acompañada de una tercera componente bastante más alejada de color anaranjado, pero que proporciona una imagen muy agradable de conjunto. Centrándonos con la doble propiamente dicha, a 69x continúa espléndida. Con 125x se aprecian mejor los colores al encontrarse más separadas e interferir menos el brillo de una con la otra. La que queda más al oeste se ve de color crema, y la compañera de un azul pálido muy delicado... observadas desde lejos por la tercera estrella protagonista.


STF24 A 50x ya se desdobla, pero es mejor pasar directamente a los 125x donde se puede apreciar una espectacular componente principal amarillenta con una compañera azul celeste al lado... y una tercera estrella más débil y lejana en el mismo campo. El equilibrio de brillo entre sus componentes, sin llegar a ser un par de gemelas, permite disfrutar de un par muy atractivo.


Pi Andromedae es una doble preciosa y asequible para pequeños telescopios gracias a su brillo y a su generosa separación. La principal es de un color blanco inmaculado sensacional, mientras que la secundaria presenta un color azulado. Para estar un buen rato disfrutando de su colorido. A 50x queda perfectamente desdoblada y no vale la pena forzar más aumentos.


STF47 / BU1348. Sistema con dos componentes de brillo desigual que debido a la separación de 16,8” salva un poco la situación. Fácil de localizar con 50x una vez cazada es mejor poner 69x donde ya se separa con más comodidad. La principal es amarillenta y la secundaria de un azul muy bonito que lucha para hacerse valer... y sinceramente, lo consigue. Con 125x y forzando un poco la vista se puede apreciar una tercera componente, muy débil, y cuando digo forzar, no es ninguna figura retórica. Apesar de todo, si puede observarse de un cielo oscuro, resulta ser una bonita triple.


STF79. Bonita con ganas. A 50x ya se desdobla, pero pide a gritos más aumentos. A 69x mejora, pero pide más. Con 125x ya se ve en todo su esplendor. Dos puntos blancos, algo azulados, brillantes y orgullosos. Cuesta decidir cuál de los dos puntos es más brillante, aunque al final se acaba consiguiendo dedicando un poco de nuestro tiempo. Teniendo en cuenta que hay casi una magnitud de diferencia, sorprende un poco tanta indecisión. O es  que la proximidad de las componentes y la turbulencia atmosférica a 125x despistan o realmente no hay tanta diferencia de brillo entre ellas. Sea como sea, es preciosa.


Quedan más dobles vistosas en la constelación, pero con éstas pasaremos un rato agradable que puede completar perfectamente una noche de observación centrada en los objetos más conocidos de cielo profundo que nos ofrece Andrómeda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada