jueves, 26 de julio de 2012

NGC7027 - Nebulosa Planetaria en Cygnus

Una de las razones por las que me compré el SC de 235mm fue para poder disfrutar de la observación de nebulosas planetarias. El caso es que con el SC de 127mm algunas dan bastante juego, pero la gran mayoría tan solo se muestran como pequeños redondeles difusos semejantes a pequeños planetas fantasma. William Herschel las bautizó muy acertadamente como "nebulosas planetarias" en base a su apariencia telescópica.

Esta clase de objetos, independientemente de lo mejor o peor que pueda verlos, siempre me han atraído. El estar frente a una estrella en un momento de su evolución al cual se dirige inexorablemente nuestro propio Sol, me hace sentir una extraña sensación que en alguna ocasión me ha producido más de un escalofrío con el ojo pegado al ocular.

La noche del 16 de junio de 2012 estaba disfrutando de unos cielos oscuros y de mi SC de 235mm y quise aprovechar la ocasión para apuntar hacia NGC7027, una planetaria que por su brillo diría que es perfectamente asequible a pequeños telescopios… pero que se necesitan buenas aberturas para exprimirla al máximo.

NGC7027 se encuentra en la constelación de Cygnus. Situada a unos 3.000 años luz de distancia, brilla con una magnitud estimada de 8,5 y fue descubierta en 1878 por Edouard Jean-Marie Stephan, conocido por los aficionados a la astronomía básicamente por el famoso Quinteto de Stephan (Arp 319), el grupo galáctico situado en Pegasus.

Cuando la estrella que formó esta planetaria se encontraba en su estado de gigante roja empezó a expulsar al espacio sus capas exteriores de una manera pausada, formando formas concéntricas de formas esféricas. Pero la expulsión de las últimas capas que le dio la forma con la que la vemos actualmente, se produjo de una manera más acelerada de lo previsto (siempre hablando en tiempo cosmológico), produciéndose en unos miles de años frente a los 10 mil millones que suele darse en este tipo de estrellas.

Otra peculiaridad de esta planetaria es su “pequeño” tamaño en comparación con otras del mismo tipo. Lo habitual es que presenten un diámetro de 1 año luz, pero NGC7027 tan sólo abarca 0,2x01 años luz.

En la actualidad, la estrella central se ha convertido en una enana blanca y se ha estimado que presenta una temperatura aproximada de 200.000 ºC, lo que la convierte en una de las estrellas más calientes que se conocen.

Este es el dibujo que hice con el Radian de 10mm (235x). En la parte inferior derecha tal como vi la planetaria con 313x:


Curiosamente, a pesar de encontrarse en la constelación de Cygnus, en plena Via Láctea, NGC7027 se encuentra enmarcada en un campo estelar bastante pobre, aunque tal vez sea mejor así, ya que al poner los 235x que me proporciona el Radian de 10mm acoplado al SC de 235mm, la “estrella” más brillante del campo es, precisamente, la planetaria.

Presenta una forma alargada, casi como si fuera un rectángulo. Muy brillante y homogénea. A estos aumentos, por lo menos esta noche con un seeing estimado de 3/5 (Siendo 5=óptimo), no soy capaz de percibir ningún halo que vaya más allá del propio brillo del núcleo de la planetaria.

Añado el filtro OIII y aunque las estrellas prácticamente desaparecen de mi vista, la nebulosa se muestra un poco más marcada y parece ofrecer algo más de detalle. Una invitación a añadir un poco más de aumentos.

Cambio de ocular y utilizo el Takahashi de 7,5mm que me ofrece unos temerarios para la noche, 313x. Con la vista un poco mejor adaptada a la oscuridad y utilizando mirada lateral, veo con satisfacción que van apareciendo ciertos detalles que antes me habían pasado por alto. Por un lado veo un halo tenue que envuelve delicadamente el núcleo brillante que tan claramente veía antes como un rectángulo. Ahora, con más aumentos, el núcleo parece partido por la mitad, dando la sensación por momentos de estar viendo un 8.

No es fácil captar todos estos detalles a estos aumentos, pero con un poco de paciencia se consigue, y realmente, la recompensa merece la pena.

La afición a la astronomía, aparte de haber pasado unos momentos muy agradables en contacto con la naturaleza y disfrutando de la observación, me ha permitido ser un espectador de lujo de lo que puede llegar a convertirse nuestro Sol algún día. Emocionante y estremecedor.

Astronomy Sketch of the Day (ASOD) de 1 de agosto de 2012: http://www.asod.info/?p=8045

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada