sábado, 4 de febrero de 2012

Altocúmulos Lenticulares

Muchas ocasiones lo he comentado, en nuestra afición astronómica una de las mayores virtudes que debemos cultivar es la paciencia. En lo que llevamos de año sólo he podido sacar el telescopio una noche, y las perspectivas no son demasiado esperanzadoras. Así que me dedico a planificar futuras observaciones y a revisar anteriores que me había quedado en el tintero.

El pasado 31 de diciembre de 2011 el día se presentó nublado y ventoso, una constante de estas últimas navidades, y previendo que tampoco podría aprovechar un ratito de la noche para observar, decidí hacer astronomía “local”: fotografié unos espectaculares altocúmulos lenticulares que se iban adueñando del cielo:




Esta clase de nubes, típicas de zonas ventosas, muchas veces han sido confundidas por gente de buena o mala fe, con platillos volantes. Yo lo que vi ese día fue un espectáculo de la naturaleza… a la espera de poder disfrutar otro día de las maravillas que nos ofrece el cielo estrellado en una noche despejada y serena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada