domingo, 24 de enero de 2010

Satélites Artificiales

En varias de las entradas que he subido al blog he comentado que mientras estaba observando me había pasado un satélite por el campo del ocular.

No deja de ser una curiosidad, pero es una bonita experiencia pasar alguna noche localizando algunos, siguiéndolos e incluso, fotografiándolos.

Para observar satélites artificiales es suficiente disponer de unos sencillos prismáticos. También los hay que se pueden observar a simple vista, como la Estación Espacial Internacional (ISS), pero resulta un poco más complicado, no por nada, sino por el hecho de no ser tan numerosos.

Es aconsejable buscarlos a partir de los tres cuartos de hora después de la puesta del Sol o antes de su salida y hacerlo no muy por encima del horizonte. Habitualmente se presentan como puntos luminosos que van variando paulatinamente su brillo y que se desplazan a velocidad constante; otras veces se muestran como fogonazos repentinos... pero hay que tener en cuenta que un avión NO se considera satélite artificial... así que cuando veamos uno, tendremos que seguir buscando...

Una de mis primeras experiencias la tuve el 18 de junio de 2005. Estaba preparando una sesión de observación con el programa Starry Night cuando de repente me di cuenta que el satélite DELTA 2 R/B(1), un satélite lanzado por los Estados Unidos el 12 de abril de 1996, iba a pasar por delante mismo de la Luna.

Así que ni corto ni perezoso, monté el telescopio, la cámara Neximage y enfoqué a la Luna unos minutos antes de la previsión del paso del satélite. Y obtuve mi recompensa. La calidad deja un poco que desear, pero se ve perfectamente el paso del satélite por encima del Cráter Tycho (evidentemente, efecto de perspectiva):

video

Más tarde fui en busca de observar por primera vez la Estación Espacial Internacional (ISS).

El 6 de junio de 2007, en la web http://www.heavens-above.com/ vi que la ISS pasaría por mi casa... hacia las 22h 40m. hora local. Las previsiones eran esperanzadoras: la máxima altura de la órbita llegaba a los 47º e iba a pasar por dos buenos puntos de referencia, Saturno y la estrella Polar.

En un primer momento la pude ver a simple vista, pero rápidamente cojo los prismáticos 15x70 para hacer el seguimiento. Veo un punto luminoso... grande.. muy luminoso. La sensación que me dió fue la de estar viendo pasar a Venus por el cielo a toda pastilla.

Evidentemente, no aprecié ningún detalle de la Estación, pero con todo, fue espectacular... sobretodo al pensar que en aquel punto luminoso que atravesaba el cielo en aquel momento a toda velocidad viajaban varios astronautas.

Según el Starry Night, a las 22h 43m hora local, la ISS llegó a verse con su magnitud máxima (0,36), y entonces se encontraba a 468 km. de altura.

Con los nervios de la ocasión, tan sólo pude conseguir este pequeño recuerdo que hice con mi cámara Nikon D70S:

En definitiva, podemos pasar un buen rato yendo a la caza de estos artefactos que el Hombre ha puesto en órbita alrededor de la Tierra... y que, curiosamente, cada vez molestan más a los astrónomos aficionados, en especial a los astrofotógrafos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada